04 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ana Rosa Quintana reaparece desde su casa y sucede otro "Alfonso Merlos"

Una faringitis ha dejado fuera de combate a Ana Rosa

Una faringitis ha dejado fuera de combate a Ana Rosa

Recluida en su domicilio por culpa de una faringitis, la presentadora quiso entrar por videoconferencia en su programa. Pero un 'espontáneo' le robó el protagonismo.

Ana Rosa Quintana volvió a su programa, pero no desde el plató de Telecinco donde,sino desde el salón de su casa. A mediados de semana la presentadora de 'El programa de AR' se vio obligada a abandonar su puesto porque se había quedado sin voz a causa de una faringitis. Y para tranquilizar a su audiencia, entró por videoconferencia en el programa. Aunque, como a Alfonso Merlos, la aparición de una presencia inesperada le robó el protagonismo.

 


Ana Rosa explicó que ya se encuentra mucho mejor. "Todavía tengo voz de 'cazallera' pero ya estoy mucho mejor. Ha sido una afonía como tantas otras veces pero me han recomendado descansar el fin de semana para no montar el show como el otro día que me quedé sin voz en mitad del programa", contó.

Además de comentar la actualidad sobre el Covid-19 y las medidas del Gobierno, la periodista reconoció que era la primera vez que se había quedado sin voz. "Antes de ayer no podía hablar y ayer tenía más la voz de Manolo que hoy pero el lunes estaré bien y me han recomendado que descanse la voz. Nunca me había quedado sin voz, pero en estos tiempos se aguante mucho, se fuerza mucho y hay demasiado estrés. Estoy mucho mejor y espero estar allí el lunes dando guerra. Ha sido una faringitis y seguro que todos los alérgicos saben de lo que estoy hablando", aclaró.

El "intruso"

Y estaba en esas cuando ya no pudo más y tuvo que dar 'paso' a Harry, su perro, que no paraba de enredar. Aunque a diferencia de Alfonso Merlos y su invitada en paños menores, lo del perrito quedó simpático y nadie salió herido ni hubo damnificados como, en el anterior caso, parece haber habido con Marta López, la concursante de Gran Hermano con la que al menos hasta ahora mantenía una relación sentimental.

 

 

Después de presentar a su mascota, Ana Rosa siguió reclamando un plan para el desconfinamiento y mayor realización de tests. "Esto ya se está haciendo muy largo y espero que tengamos un plan, aunque es verdad que de momento no lo veo y creo que vamos un poco tarde", dijo y explicó que este fin de semana, debería estar en la feria de Abril pero que no piensa celebrarlo en casa.

Además de presumir del pañuelo que le protegía la garganta, Ana Rosa quiso tener un recuerdo para todos los adolescentes que están permaneciendo en casa y lo bien que lo están llevando. Ella bien lo sabe porque es madre de dos jóvenes.

Comenta esta noticia