17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE
  • Rafael Rincón JM

    ElTrotamanteles

    “El placer de comer y beber se dispara con el disfrute del conocimiento socialgastronómico.”
    Los productos. Las cocinas. Técnicas. Los personajes. Tendencias. La actualidad. Su geografía física y humana con una noción histórica... En eso estamos.

Vinos que apetecen para el estío de este 2018.

vinos recomendados verano 2018

vinos recomendados verano 2018

No hablamos de los diez mejores vinos para el verano, no, ni siquiera de los mejores vinos para los calores. Simplemente son unos consejos personales de vinos que nos han gustado.

Los probados y disfrutados que cuadran con la estación meteorológica y que nos apetece compartir con ustedes. Les aseguramos que van a ser un éxito en sus fiestas y comidas estivales.

Camins de Priorat 2017

Es un tinto de la modélica bodega donde el riojano Álvaro Palacios aterriza en 1989 para revolucionar lo que había sido hasta entonces el Priorat.
Desde Gratallops y con una perfección absoluta, crea este vino que no es sino un reflejo del buen hacer del bodeguero y de esas laderas pizarrosas plagadas de vegetación mediterránea salpicada por garnachas y cariñenas. Se recomienda tomar sobre los 14-15 grados para obtener todo su potencial de disfrute. 17€

White Rabbit 2017

Perfecta y disfrutable iniciación a los vinos alemanes protagonizado por la gran variedad blanca alemana. La riesling. Balthasar Ress desde el Reinghau, por apenas 9 €, hace este "conejito blanco" divertido y fresco del que es un verdadero placer tanto escribir como beber. 8€

Roselito 2017

En la Ribera del Duero oriental, en Soria, nace este rosado de la mano de la Bodega Antídoto. Un vino que a pesar de salir de insólitas para esta categoría viñas viejas es una explosión de frescas fresas y fresones. Diversión asegurada por 9 €. Como consejo, compren suficientes botellas porque siempre resultarán pocas en una celebración familiar, entre amigos o en pareja.

Bajondillo 2017.

El viticultor-Bodeguero con formación humanista que empezó a revolucionar y recuperar viejos viñedos de garnachas en el centro de la Península, Daniel Jimenez-Landi, nos obsequia con esta garnacha de la parcela homónima que mima y trabaja en Méntrida.
Y digo que es un regalo porque la relación placer-precio es inmejorable. Siete euros por una bomba fresca, frutal con una complejidad que muchos grandes quisieran, es una ganga que no nos deberíamos perder.

V Malcorta 2017.

Trabajo de recuperación de una variedad de verdejo prácticamente abandonada en Rueda por lo mal que se cortaba la leñosa planta en momentos de poda y vendimia.

Este vino, la verdad, es que se parece poco o nada a los verdejos de aperitivo de los bares e incluso a los grandes verdejos de buenos productores. Es un vino floral y con buena acidez y sobre todo es un vino persistente, amplio y... placentero. Me impresionó este otro verdejo.

Chateau Le Pape 2014

La bodega Chateau le Pape está en el la orilla izquierda del Garona en la zona Pessac-Léognan, una subzona de Graves, la cual pertenece a la región de Burdeos. Aun siendo un vino que supera por poco los 30€, me ha parecido reseñable como producto característico de esta mítica zona y a precio relativamente asequible sobre todo por la calidad que atesora. Un merlot-cabernet sauvignon que resulta muy placentero y que para alguna ocasión especial nos puede dejar muy bien con el cuñado.

Pinoteamo 2016 .

Gramona es una bodega modélica en la D.O. Cava y sus espumosos son una de las referencias a nivel internacional de esta zona. Largas crianzas que en el caso de un Gramona Imperial (16-18€) supera en disfrute a una gran mayoría de champanes y que con su hermano mayor 'III Lustros' (26-29€) machaca a los vinos básicos de las Grand Maisons de similar precio.
En este caso cambiamos el registro y recomendamos un vino tranquilo (sin burbujas) donde no es que al bodeguero le gusten los pinos o las chicas llamadas Pino, que también las hay. Tomemos una letra más y nos encontraremos con Pinot, uva borgoñona que en este caso está perfectamente adaptada al Alt Penedés.
Para este Pinoteamo se han usado las tres de la familia: Pinot noir, Pinot gris y Pinot blanc y el resultado es un vino divertido, fresco y con nervio que, eso sí, anda un poco arriba de otros vinos blancos por los 17€ que cuesta, pero merece la pena sin duda.

Via XVIII 2017.

Volvemos a otro tinto, teniendo en este caso un nombre que hace referencia a la romana Via Nova o XVIII que unía la portuguesa Braga con Astorga en siglo I de nuestra era. Mencía, Garnacha tintorera y Mouratón de Valdeorras y Viña Somoza a los mandos de la viña y bodega. Vino fresco, frutal (por cierto, cuando los profesionales escribimos ese adjetivo nos referimos a la fruta uva...). Una delicia veraniega sin duda en un vino de los que no dará alergias ni dolor de cabeza a los sensibles al sulfuroso al ser biodinámico donde el uso de azufre se limita hasta casi desaparecer. Menos SO2 que una bolsita de patatas fritas industrial.


El próximo artículo irá dedicado a los rosados. Un tipo de vino que está en plena ebullición en nuestra tierra.

Escrito por Jaime I. Jiménez. Nariz de El Trotamanteles

Comenta esta noticia
Update CMP