26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP canta bingo: Ferreras hizo a Sánchez la pregunta que le pidió Montesinos

"Ya sabe que a mí no me gusta que me hagan el guion", le respondió el presentador de Al Rojo Vivo cuando el vicesecretario de Comunicación del PP se lo sugirió. Pero sí, al final se lanzó.

El PP cantó bingo. Especialmente su vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos. Antonio García Ferreras le preguntó a Pedro Sánchez durante la entrevista de este jueves por el asunto que un día antes los populares le habían pedido que preguntara: el caso Dina

"No me cabe duda de que usted le va a preguntar por el 'escandalazo Iglesias'", le había retado el miércoles Montesinos al presentador de Al Rojo Vivo, programa en el que colaboró antes de fichar por el PP. No en vano, los de Pablo Casado están intentando que el vicepresidente de Derechos Sociales comparezca en el Congreso cuanto antes para explicarse.

A pesar de que entonces García Ferreras se hizo el remolón -"no sé, si me lo dicen ustedes a lo mejor no le pregunto. Ya sabe que a mí no me gusta que me hagan el guion", respondió-, finalmente lo hizo. Como era de esperar tratándose de un tema de la máxima actualidad. 

Claro que la respuesta del presidente del Gobierno no fue la que probablemente le habría gustado a García Ferreras. Ni mucho menos al PP. Sánchez se escabulló, dando a entender que había hablado con Iglesias del asunto pero quedándose ahí porque son "conversaciones privadas".

"Yo, sobre las cuestiones judiciales no me pronuncio, no lo he hecho en este caso, ni en ningún otro caso", zanjó el presidente a propósito de la llamada cloaca del también líder de Podemos.

Iglesias no habla del tema, Sánchez no habla del tema y Pablo Echenique, que es el portavoz morado y supuestamente debe servir como tal, tampoco. Según este último, son "detalles que están sub iudice (pendientes de resolución judicial)" y por tanto no hay más que hablar.

Lo que a juicio de Echenique sí está claro es que el PP creó cuando gobernaba unas "cloacas del Estado" y una "parapolicía" desde el Ministerio del Interior para desprestigiar a adversarios políticos, como Podemos.

Comenta esta noticia