14 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El adiós a Rubalcaba resucita la Transición en una España que olvidó el diálogo

Los Reyes, el presidente en funciones Sánchez y el féretro de Rubalcaba

Los Reyes, el presidente en funciones Sánchez y el féretro de Rubalcaba

La despedida al dirigente socialista recupera un espíritu de diálogo con el centroderecha dando una lección de respeto y los Reyes Eméritos de símbolo.

Rubalcaba obró el milagro de la reconciliación, con una foto icónica que reverdeció los tiempos de la Transición: el Rey Juan Carlos, emblema de la época, rindiendo honores frente al féretro del dirigente socialista, con todos los dirigentes políticos a cualquier lado de la mesa ideológica asintiendo con su mera presencia y Felipe González, el último símbolo de esos años una vez muertos Suárez, Fraga y Carrillo, ejerciendo de algún modo de patriarca.

Pero es la actitud del PP y de Cs la que dice mucho del espíritu de conciliación que a menudo parece enterrado en la España actual. A honrar al fallecido acudió Mariano Rajoy, acompañado por su esposa y emocionado sinceramente, pero también Pablo Casado, Adolfo Suárez Illana, Albert Rivera y tantos otros dirigentes enfrentados al sanchismo pero amarrados, quizá, a la idea de una España hermanada que también persiguió a su manera el difunto.

La foto de los Reyes

Los Reyes eméritos, Don Juan Carlos y Doña Sofía, han llegado este sábado a las 11.00 horas a la capilla ardiente de Alfredo Pérez Rubalcaba en el Congreso de los Diputados para trasladar el pésame a la familia y al PSOE, como hicieron el viernes Don Felipe y Doña Letizia.

A su llegada a la Cámara Baja, han salido a recibirles el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y la presidenta del Congreso, Ana Pastor, quienes, como ya hicieran el viernes, han permanecido en todo momento en el velatorio.

 

 

En el Salón de Pasos Perdidos de la Cámara, los reyes eméritos han dado el pésame en primer lugar a la viuda, Pilar Goya, y a continuación han permanecido de pie unos instantes ante el féretro despidiéndose de quien tuvo un papel trascendental, junto al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en preparar el procedimiento legislativo para llevar a cabo la abdicación del Rey Juan Carlos.

Los Reyes han trasladado el pésame al resto de familiares y allegados más próximos a la familia, como el exsecretario de Estado de Deporte Jaime Lissavetzky, amigo íntimo de Rubalcaba. A continuación, se han dirigido a los representantes del PSOE presentes en el velatorio para trasladarles a ellos también el pésame por la pérdida de su compañero.

 

 

Antes que ellos, pasó por la capilla la Infanta Elena, además de otros representantes institucionales como los presidentes de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page: Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y Aragón, Javier Lambán, que se acercó el viernes también.

En representación del Gobierno, además de Sánchez, están en la capilla ardiente los ministros de Interior, Fernando Grande-Marlaska; Sanidad, María Luisa Rivera; Transición Ecológica, Teresa Ribera; Cultura, José Guirao, y Economía, Nadia Calviño.

Otras personalidades del mundo de la política que han acudido este sábado al velatorio son el expresidente de la Generalitat José Montilla (PSC); el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra; el exministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar; el expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves, la exministra Magdalena Álvarez; la líder de los socialistas navarros, María Chivite, y los miembros de la Ejecutiva del PSOE Santos Cerdán e Iratxe García.

 

 

También los exministros socialistas Elena Salgado y José Blanco, que estuvieron el viernes también, se han acercado este sábado a la capilla ardiente. Como han hecho igualmente los socialistas vascos Patxi López y Rodolfo Ares, o quien fuera jefe de gabinete del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, José Enrique Serrano.

 

 

La 'número dos' de Podemos, Irene Montero; el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, o el exjuez Baltasar Garzón completan la lista de personalidades que se han acercado este sábado a dar su último adiós a Rubalcaba. Por parte del PP, este sábado acudieron a dar el pésame a la familia los exministros Federico Trillo y Pilar del Castillo.

 

 

En las últimas horas, en ese clima de concordia inhabitual en la España actual, también se han personado por el Congreso, para sumarse al homenaje, los dos últimos presidentes del PP, Mariano Rajoy y Pablo Casado, y distintos dirigentes de Ciudadanos, entre ellos Albert Rivera o Podemos, caso de Pablo Iglesias y Alberto Garzón.

Comenta esta noticia
Update CMP