26 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las prioridades del Parlament: que abdique el Rey y reprobar a Rajoy y Rivera

Roger Torrent y los miembros de la Mesa del Parlamento de Cataluña.

Roger Torrent y los miembros de la Mesa del Parlamento de Cataluña.

Pese a que Cataluña sigue en el furgón de cola de la desescalada, los independentistas imponen su agenda. Y este martes han culminado su "comisión estrella"

A punto de que Pedro Sánchez vuelva a convocar en La Moncloa la mesa de diálogo con Quim Torra, y con Cataluña atascada en la desescalada y con las escandalosas cifras de fallecidos en sus residencias y hospitales sin aclarar, los independentistas siguen marcando su agenda. Ajena a la catástrofe sanitaria y al terrorífico escenario que aguarda a la economía catalana.

Pero el Parlament, que está paralizado en el control a la Generalitat y atrapado en el clima electoral provocado por el anuncio de elecciones -sin concretar la fecha- de Torra, sigue con sus obsesiones en un calendario que llama la atención.

Así, la comisión de investigación abierta en la Cámara catalana sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución ha acordado este martes llevar a votación del pleno conclusiones planteadas por JxCat, ERC, los Comunes de Ada Colau y la CUP, entre las que figuran reprobar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez -presentada por Junts, el partido de Torra- y pedir la abdicación de Felipe VI, de Esquerra, socio del Gobierno en el Congreso.

Junts, ERC y la CUP han alcanzado un acuerdo para votar a favor de las conclusiones de cada grupo pese a mantener algunas discrepancias. Entre las conclusiones que propone el partido de Torra y que llegarán al Pleno, figuran reprobar al Rey Felipe VI; al presidente del Gobierno; a su antecesor en el cargo, Mariano Rajoy; al exdelegado del Gobierno en Cataluña Enric Millo, y al exlíder de Ciudadanos, Albert Rivera, entre otros, por su papel en la aplicación del artículo 155.

Esquerra apuesta por promover una ley de amnistía para revertir los efectos del 155, y por pedir la abdicación de Felipe VI por "salud democrática". Desde la CUP, critican también el papel del Rey y quieren recomendar a la Generalitat y al Parlament un comportamiento de no colaboración y desobediencia al Estado.

Comenta esta noticia