¿Dónde están las imágenes del acoso a Pablo Iglesias e Irene Montero?

Cuando estalla el “presunto” escándalo de la 'caja B' de Podemos, su líder desaparece durante casi dos semanas.

El tema en cuestión es que la Fiscalía del Tribunal de Cuentas ve delito en las cuentas de Podemos y no el “supuesto” acoso familiar. Parece que el arte de lanzar balones fuera sólo queda para las estrellas del baloncesto.

Muchas voces dicen ya que las amenazas e insultos se redujeron en Asturias a una pintada en la carretera ó -al menos- así lo han dicho los escoltas de Pablo Iglesias e Irene Montero. Según fuentes cercanas a la seguridad del vicepresidente, no vieron indicios de graves amenazas ó insultos. 

Hay que mirar un poquito hacia atrás: cuando estalla el “presunto” escándalo de la 'caja B' de Podemos, su líder desaparece durante casi dos semanas. Nadie sabía sobre su paradero ni hubo declaración alguna por su parte. De repente, conforme van apareciendo nuevas informaciones sobre la presunta financiación ilegal del partido, se sitúa a Pablo Iglesias y familia en Asturias-en casa del secretario del partido comunista, Enrique Santiago-. De la noche a la mañana, el dudoso acoso empieza a hacer ruido, sin ninguna imagen o testimonio de algún testigo que así lo corrobore. 

Nos va a permitir, señor vicepresidente, nuestro derecho a cuestionar los “supuestos” ataques, amenazas e insultos. Si estaban en el hogar del señor Santiago,  allí nadie tiene acceso y si salieron a las calles o visitaron algún establecimiento público, las imágenes hubieran corrido como la pólvora, como ocurrió con el incidente de Juan Carlos Monedero en la taberna de Cádiz.

Poco creíbles resultan sus denuncias.

Hoy en día hay una cámara en todos los sitios y resulta bastante difícil dar crédito a sus denuncias y las de su pareja. Nadie puede avalar ese acoso, pero de todos los políticos españoles que lo han sufrido hay testimonio gráfico y del que sufren ustedes, ni una triste imagen.

Parece que lo que sí va cobrando fuerza es la investigación judicial sobre la financiación de Podemos.

Comenta esta noticia