20 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las horas de agonía de Cifuentes: discutió con Inda por el vídeo y se derrumbó

La ya expresidenta madrileña tuvo conocimiento este martes de que la grabación en el supermercado iba a salir e intentó pararla, pero no pudo. "Se ha escrito un crimen", dicen en su entorno.



"Se ha escrito un crimen". Así describía este miércoles un estrecho colaborador de Cristina Cifuentes lo sucedido con la ya expresidenta madrileña en los últimos 35 días, desde que saltara a Eldiario.es el caso máster

Cifuentes compareció en la Real Casa de Correos para anunciar una decisión que, según dijo, tenía tomada desde hacía días, aunque no quería comunicarla hasta el 2 de mayo, tras la recepción por el Día de la Comunidad de Madrid.

De hecho ya la conocía su guardia de corps. Entre ellos Ángel Garrido, consejero de Presidencia y su más que probable sucesor. También estaba al tanto su directora de comunicación, Marisa González. Y todo se precipitó este miércoles. 

Sus últimas horas como presidenta fueron una agonía para Cifuentes. Según ha podido saber ESdiario, ésta tuvo conocimiento el martes de que el vídeo de su supuesto robo en un supermercado iba a salir a la luz.

El propio director de OKdiario, Eduardo Inda, se puso en contacto con ella para avisarle. Cifuentes no daba crédito, entró en pánico. Pensó que no había rastro de esa grabación. Intentó parar su publicación, convencer al periodista, pero Inda no transigió. La conversación no fue agradable. 

Este mismo miércoles, antes de comparecer, se reunió con varios colaboradores. Allí estuvieron, a su lado hasta el último momento, entre otros Ángel Garrido, Marisa González, Rosalía Gonzalo -su jefa de gabinete- y Álvaro Ballarín, viceconsejero de Cultura, Turismo y Deportes e íntimo de la expresidenta desde sus tiempos de juventud. 

Cifuentes está convencida, y así lo dijo en su comparecencia sin preguntas, de que en este último mes largo ha sido víctima de una "campaña de acoso y derribo" y de que con ella se han traspasado todas las líneas rojas. Han intentando, aseguró, destruir su persona. 

¿Quién o quiénes? Los hay que apuntan a Ignacio González, otros a Francisco Granados y los menos a la propia Esperanza Aguirre. El entorno de Cifuentes desliza además que este "linchamiento" no hubiera sido posible sin la complicidad de poderosos grupos mediáticos.

Todo el apoyo que en público y privado mostró Mariano Rajoy a su baronesa madrileña hasta ahora tornó este miércoles en una despedida fría. Gélida. El presidente del Gobierno, enfadado, dio orden de que Cifuentes dimitiera antes del mediodía, puesto que a esa hora arrancaba en el Congreso el Pleno de Presupuestos. 

En los pasillos, Rajoy despachó el asunto con pocas palabras: "Cristina Cifuentes ha hecho lo que tenía que hacer. Creo que era obligada su dimisión en esta situación". "El partido popular a partir de ahora abre una nueva etapa en la Comunidad de Madrid", añadió. 

Parece que esa nueva etapa estará encabezada hasta las elecciones por el número dos de ella, Ángel Garrido. De momento Cifuentes no ha aclarado si también renunciará a su acta de diputada y a la Presidencia del PP de Madrid, pero parece lo más probable (aunque sea de forma escalonada).

Comenta esta noticia
Update CMP