30 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Corinna, Villarejo y el CNI: el juicio con el que Podemos se frota las manos

El Emérito y Corinna, en un acto institucional.

El Emérito y Corinna, en un acto institucional.

Este viernes comienza en un juzgado de Madrid la vista oral más imprecedible de los últimos tiempos. Y la amiga del Emérito, citada como testigo, maniobra para borrarse.

Dentro de 72 horas debe comenzar en la Audiencia Nacional el juicio por una de las derivadas de la galaxia Villarejo en el que Podemos y los antimonárquicos tienen puesta su mirada. Incorpora todos los ingredientes para convertirse en una auténtica bomba de relojería: el comisario Villarejo, Corinna, y el exjefe del CNI, Félix Sánz Roldán. De momento, la amiga íntima del Rey Emérito ha maniobrado este martes para borrase de la cita.

La defensa de la examiga de Juan Carlos I ha recurrido su citación como testigo en el juicio que se celebra este viernes contra el comisario José Manuel Villarejo al no haberse requerido su testimonio por medio de la procedente orden europea de investigación, según han explicado fuentes jurídicas.

En la vista oral de este viernes se juzga a Villarejo por delitos de calumnias y denuncia falsa contra el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia Félix Sanz Roldán, y va a tener lugar en el Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid en medio de una inusitada expectación.

El juicio, que se ha retrasado hasta en tres ocasiones entre otras causas por la pandemia, es el primero señalado contra Villarejo, que permanece en prisión desde noviembre de 2017 por el caso Tándem. El comisario jubilado se enfrenta ahora a dos años de cárcel por denuncia falsa y calumnias a Sanz Roldán.

Por lo que respecta al delito de calumnias, la Fiscalía afirma que el 5 de junio de 2017, en el programa Salvados, de La Sexta, el acusado manifestó que Sanz Roldán había amenazado de muerte a Corinna "siendo consciente de que no era cierto".

En el listado de testigos de este juicio, está de hecho Larsen, que fue propuesta por Villarejo para ratificar esas supuestas amenazas. En una declaración jurada ante notario, la empresaria acusaba al exjefe del espionaje de estar detrás de una "campaña" en su contra y de amenazarla personalmente en un hotel de Reino Unido en el año 2012, después de que Don Juan Carlos tuviera el accidente en Botsuana.

También están citados como testigos el que fuera jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), José Luis Olivera; y la exresponsable del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado y actual jefa de gabinete de la ministra de Defensa, Margarita Robles, Esperanza Casteleiro. Ambos a instancias de la defensa de Villarejo.

M.B
Comenta esta noticia