24 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Illa compra 5 millones de test como los de Ayuso tras cuestionar su fiabilidad

Salvador Illa en el Congreso.

Salvador Illa en el Congreso.

El ministro viene insinuando que Madrid utiliza los test de antígenos para manipular sus datos. Y resulta que Sanidad ahora va a utilizar la misma prueba de la misma farmacéutica, Abbott.

El Ministerio de Sanidad acaba de cerrar la compra de cinco millones de test de detección rápida de antígeno pese a que tanto Salvador Illa como Fernando Simón cuestionaron el martes en rueda de prensa que la Comunidad de Madrid los esté usando para complementar las PCR.

De hecho, la Dirección del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (el Ingesa) formalizó el contrato el pasado viernes, cuatro días antes de aquella comparecencia en la que el ministro y el director del CCAES pusieron nuevamente bajo sospecha las cifras de Madrid.

 

"Un test de antígenos no es lo mismo que una PCR", señaló el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias en medio de la polémica sobre las pruebas que viene realizando Madrid a su población.

La Comunidad de Madrid ha reducido el número de pruebas PCR, pero por contra está apostando por las de antígenos, que dan resultados en 15 minutos y no necesitan laboratorio. Eso sí, va rezagada en la implantación de estas últimas. Isabel Díaz Ayuso prometió hacer un millón de test rápidos a los madrileños y lleva en torno a 90.000.  

Lo más irónico es que, además, el Ministerio se ha buscado el mismo proveedor que la Comunidad de Madrid. Así que los test son idénticos. El Ingesa ha cerrado el acuerdo con la compañía Abbott Rapid Diagnostics Healthcare SL, una división de la farmacéutica estadounidense Abbott, por 25 millones de euros (exentos de IVA). Y en la modalidad de negociado sin publicidad. Es decir, que no llegó a sacar a concurso el contrato amparándose en la "situación de extrema urgencia". La coletilla que viene empleando Sanidad en todas, o casi todas, las compras de material sanitario que efectúa desde marzo.

En septiembre, el Servicio Madrileño de Salud compró dos millones de test de antígenos a la empresa Abbott Rapid Diagnostics Healthcare S.L. por valor de nueve millones de euros, y son los que está utilizando. 

Tanto los adquiridos ahora por el Ministerio como los que viene usando la Comunidad de Madrid son los test Panbio Covid-19 Ag Rapid Test. Desde el proveedor, a preguntas de ESdiario, se remiten a la página web para cualquier información. La farmacéutica obtuvo a principios de septiembre la certificación de la Comunidad Europea para este tipo de test. 

Los test Panbio Covid-19 Ag adquiridos por el Ministerio de Sanidad.

 

"La prueba rápida de antígenos, que está autorizada para su uso por profesionales sanitarios, no requiere instrumentación y los resultados se obtienen en tan solo 15 minutos, lo que hace que sea una herramienta valiosa para hacer análisis a gran escala en una variedad de ámbitos poblaciones", según Abbott.

"La prueba Panbio Covid-19 Ag es una opción fiable, asequible, portátil y expansible para hacer análisis de la COVID-19. La prueba rápida de antígenos también puede ser una herramienta muy útil para apoyar las estrategias de salud pública, como el rastreo de contactos y los análisis a gran escala de personas que se sospecha que tienen una infección activa".

También Cataluña tiene previsto empezar a repartir test de antígenos este mismo viernes en los centros de salud y en los servicios de urgencias de los hospitales, según adelantó este jueves el secretario general de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon.

Comenta esta noticia
Update CMP