Los videos de Ribó desbarrando en el pleno: "Tomamos una copa o lo que quiera"

Joan Ribó en el Ayuntamiento de Valencia

Joan Ribó en el Ayuntamiento de Valencia

La EMT de Valencia ha perdido 4 millones en un fraude chusco y el alcalde Joan Ribó ha perdido los papeles en los últimos plenos con un comentario machista y otro sobre la libertad religiosa

Los desafortunados comentarios del alcalde de Valencia, Joan Ribó, a la oposición del consistorio, en los últimos plenos del Ayuntamiento en los que se ha tratado el fraude de los 4 millones de la EMT enviados a un banco chino, no sólo hacen pensar que el primer edil está nervioso, sino que ponen en tela de juicio el buen hacer profesional de la directiva despedida.

Para la oposición, todo apunta a que Ribó y el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, están ocultando información que puede ser clave para esclarecer lo sucedido. Las intervenciones, hasta ahora, de Grezzi venían a reconocer que la alta directiva de la EMT que estaba en copia de correos enviados por los defraudadores seguía firmando operaciones contables pese a estar de baja maternal.

El pasado 16 de octubre, la portavoz del PP, María José Català, atacó duramente al alcalde Joan Ribó, sin perder la compostura, durante la celebración del pleno del Ayuntamiento. En una intervención, Catalá se excedió de tiempo y Ribó, que presidía el pleno, le invitó a seguir desgranando sus motivos más tarde: "Luego nos hacemos una copa o lo que quiera". El desafortunado comentario del alcalde tuvo respuesta más tarde por parte de la portavoz del PP, que acusó a Ribó de dirigir el Pleno "como la barra de un bar" y consideró que está "incapacitado" para seguir al frente de la ciudad.

Esta misma semana, el alcalde también aludió a la religión de la trabajadora de la EMT despedida para descalificarla. 

"Señores del PP y Ciudadanos, no sé por qué motivos: compañerismo con antiguos trabajadores y directivos de la EMT, eventual vinculación con la persona investigada por ideología o cosas religiosas o por los motivos que sean... tienen una tendencia acusada a descargar, ocultar y disimular las responsabilidades evidentes de una persona".

Esta frase, pronunciada el 31 de octubre en otro pleno del Ayuntamiento de Valencia, dejaba entender que Ribó apuntaba a aspectos ideológicos o religiosos de la directiva despedida de la EMT como motivo de la defensa que de ella hacían, según su criterio, PP y Ciudadanos. El primer edil lo reiteró minutos más tarde, pero de manera más sutil: "Constato que siguen defendiendo a la trabajadora. Me parece muy bien, usted (a María José Catalá) tendrá sus motivos, afinidades... me parece muy bien".

No fue la única alusión que hizo el primer edil a la vida personal de la trabajadora despedida. Antes ya había dicho que provenía de una familia que sabía de cuestiones financieras al definir a la exjefa de Administración como "una persona con más de 30 años de experiencia y de antigüedad en la empresa, licenciada en Ciencias Económicas, de reconocida competencia y en un entorno familiar directamente relacionado con las finanzas".

Estas dos últimas intervenciones de Ribó evidencian, pues, que el alcalde de la ciudad está nervioso por este tema. Hasta ahora, ningún miembro del equipo municipal se había pronunciado sobre la vida personal de la trabajadora despedida para poner en tela de juicio su buen hacer profesional. Ni siquiera en la Empresa Municipal de Transportes se ha puesto en duda el trabajo realizado por esta persona con más de 38 años de experiencia en la empresa. Únicamente lo ha hecho Ribó quien desconfió que se creyera el correo que recibió del presidente de la empresa, Giuseppe Grezzi, cuando nunca habían hablado.

Aprueban la personación del Ayuntamiento en la causa abierta por el fraude de la EMT

Como novedad al caso, este mismo lunes, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado iniciar los trámites para que el consistorio se persone en la causa judicial abierta en el Juzgado de Instrucción número 18 de la ciudad a raíz del fraude de la EMT y en la que se encuentra investigada la única trabajadora despedida de la firma pública.

Así lo han anunciado este lunes los vicealcaldes Sandra Gómez y Sergi Campillo en la rueda de prensa celebrada tras la reunión de la Junta de Gobierno Local.

El vicealcalde Sergi Campillo ha indicado que se ha aprobado iniciar los trámites para que el Ayuntamiento pueda emprender "acciones de defensa" en la causa abierta en el Juzgado de Instrucción 18 con el objetivo de "recuperar hasta el último céntimo de esta estafa contra la EMT y el Ayuntamiento" y, de este modo, intentar no perder este dinero y poder destinarlo a "continuar con el proceso de modernización" en la empresa pública. Ha recordado además que este procedimiento se inició "a raíz de la denuncia de la EMT".

Por su parte, la también vicealcalde Sandra Gómez ha puesto de relieve que el consistorio de la capital valenciana "va a ser parte legitimada para personarse como acción civil" pero, además, ahora sus servicios jurídicos van a trabajar para que el Ayuntamiento esté personado en la causa como una parte más.

En cuanto a la posibilidad de que el Ayuntamiento ejerza algún tipo de acción legal contra Caixabank, uno de los bancos a través de los cuales se transfirió el dinero defraudado, la vicealcaldesa ha explicado que van a ser "respetuosos con los procedimientos abiertos" y dentro de la causa "se decidirá la estrategia procesal para recuperar el dinero". En todo caso, ha subrayado: "El Ayuntamiento está legitimado para emprender cualquier acción contra cualquiera de las partes".

 
Comenta esta noticia