17 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La 'deportada' de los fines de semana de RNE se rebela contra Rosa Maria Mateo

El baile de nombres en Radio Nacional de España (RNE) perpetrado por Rosa María Mateo, no está gozando del beneplácito por parte de los profesionales afectados que tal vez esperaba la administradora única de RTVE que eligió Pedro Sánchez poco después de llegar al Gobierno por la vía de la moción de censura y que se ha saldado para el ente en una pérdida paulatina de audiencia e influencia.

Esta misma semana, la Corporación Pública anunciaba la revolución que prepara en RNE para la temporada 2019-2020. Entre los principales cambios hay que destacar que Pepa Fernández, presentará Las Mañanas de RNE, en el tramo de 10.00 a 13.00 horas, la próxima temporada después de dos décadas en los fines de semana de la radio pública, y Carles Mesa se hará cargo los sábados y domingos de No es un día cualquiera, que este domingo celebra veinte años con Fernández. Por su parte, Alfredo Menéndez tomará las riendas de Gente despierta (de 23.30 a 3.00 de la madrugada), el espacio que hasta ahora presentaba Carles Mesa.

El pasado viernes la propia Pepa Fernández se atrevía a criticar su exilio forzoso a las mañanas de entre semana en los micrófonos de la propia radio pública: entrevistada por el presentador al que sucederá a partir de septiembre, Alfredo Menéndez, la periodista histórica de RNE ha expresado sin ambages su disgusto por la medida.

Fernández se ha manifestado en estos términos: "El caso es que yo no quería moverme, no quería traspasar mi poder a ningún compañero, ni tomar el de nadie", ha dicho de forma muy sincera. "Cada vez que pienso en dejar el fin de semana, creo que me pongo a llorar. Os lo digo en serio. La gente llega y me da la enhorabuena, y yo digo: ‘¿pero por qué?’, si yo quiero quedarme en el fin de semana. Pero la dirección ha considerado que 20 años eran ya suficientes y que tenía que moverme. Imaginaos el desgarro que supone para mí después de veinte años".

Este fin de semana, el último en el que Pepa Fernández estará al frente de No es un día cualquiera, la presentadora ha decidido despedirse por todo lo alto. Este sábado, con un programa itinerante por Madrid. Y el domingo, con una gran fiesta de la radio en el Teatro Real.



Comenta esta noticia
Update CMP