22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una agenda, los teléfonos y correos: así ha hundido la Guardia Civil al 'procés'

Varios ex consellers de Puigdemont, llegando a la Audiencia.

Varios ex consellers de Puigdemont, llegando a la Audiencia.

El informe final de la Benemérita al Tribunal Supremo ha sido demoledor y en él se detallan todas las actividades delictivas de los dirigentes independentistas. El material aportado, clave.

En su informe definitivo al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, la Guardia Civil establece las responsabilidades individuales que observa en cada uno de los principales actores del proceso independentista catalán. Esta labor de desbroce de los hechos atribuidos a cada uno de los imputados es indispensable para que el magistrado pueda dictar su auto de procesamiento y para que posteriormente las acusaciones y las defensas pueden redactar sus escritos de calificación. Los investigadores han tenido en cuenta todos los elementos del sumario, aunque destacan la agenda Moleskine intervenida al ex secretario general de la Consejería de Economía, Josep Maria Jové y el análisis de los correos electrónicos y las copiosas declaraciones públicas de los imputados en los dos años anteriores a la declaración de independencia. Lo que sigue son las conclusiones referidas a los principales investigados, así lo cuenta este sábado El País.

La Guardia Civil considera Carles Puigdemont “máximo responsable”, junto al exvicepresidente Oriol Junqueras, de “activar la vía unilateral” que desembocó en la declaración de independencia del 27 de octubre. Ambos están catalogados como principales organizadores del referéndum ilegal de autodeterminación del 1 de octubre, junto al exconseller de Exteriores Raül Romeva.

Del análisis de sus correos electrónicos se desprende que como máximo dirigente de la Generalitat, Puigdemont difundió el “relato independentista” a organismos y autoridades internacionales, así como a políticos estadounidenses influyentes. “Se ha comprobado que mostró su agradecimiento a Josep Lluís Trapero [exjefe de los Mossos] por no impedir el referéndum” a pesar de las órdenes judiciales que lo prohibían. De sus declaraciones públicas, los agentes denuncian que Puigdemont “participó en una estrategia de descrédito de las instituciones del Estado” y propuso contar con un “ejército que garantizase la seguridad de una hipotética Cataluña independiente”.

Jordi Turull: El último candidato es calificado por la Guardia Civil como un personaje “extraordinariamente relevante” del procés. Los investigadores le consideran integrante de los comités “estratégico” y “ejecutivo” de los independentistas, y destacan su papel en la organización del referéndum, incluido el pago de parte de los gastos a través de la Consejería de Presidencia que encabezaba. El documento lo sitúa en seis reuniones claves y enumera tres llamadas que lo incriminan.

Marta Rovira: participó en las reuniones sobre la “hoja de ruta” independentista. Los pinchazos telefónicos resaltan su papel en la organización del referéndum del 1 de octubre, en especial en la movilización de los alcaldes para instalar las mesas electorales en Ayuntamientos de toda Cataluña.  El informe recuerda sus manifestaciones, que nunca llegó a probar, de que alguien le advirtió de que el Estado estaba dispuesto a usar “armas de fuego” y al Ejército para evitar la independencia, y que habría “sangre y muertos”.

Anna Gabriel: La Guardia Civil recuerda una reunión de noviembre de 2016 de la denominada “War Room”, registrada por Jové en su agenda Moleskine, en la que la exportavoz de la CUP,  supuestamente advirtió que no renunciarían a la estrategia de la desobediencia y pidió que algún mando policial avisase a los antisistema en caso de que fueran a ser detenidos. De sus declaraciones “queda patente” que su voluntad era “una declaración unilateral de independencia efectiva y sin dilaciones”. Gabriel hizo llamamientos a la movilización el 1 de octubre para “desbordar la acción del Estado” y también para la huelga general convocada el 3 de octubre en las que se bloquearon las principales infraestructuras de Cataluña, y destacó el papel de los llamados Comités de Defensa de la República en ese paro.

Y así detalla uno a uno (Los Jordis, Carme Forcadell, Joaquim Forn, Artur Mas o Raül Romeva su papel en  el ya hundido 'procés'.

 

Comenta esta noticia
Update CMP