06 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Primeras detenciones tras la sangrienta noche en Estambul que deja 38 muertos

Policías heridos tras el atentado en el estadio del Besiktas.

Policías heridos tras el atentado en el estadio del Besiktas.

Las autoridades turcas no tienen clara la autoría pero se especula que sea obra del Estado Isámico o el PKK. Dos explosiones en el estadio del Besiktas que afectan sobre todo a policías.

Al menos 38 personas han muerto y otras muchas más, 166 según diversas fuentes, han resultado heridas la pasada noche en Estambul tras dos explosiones que tuvieron lugar poco después de la celebración de un partido de fútbol en el estadio Vodafone Arena del Besiktas de la ciudad turca. La primera de las detonaciones, con un coche bomba, afectó a un puesto antidisturbios, encargado de la seguridad durante el encuentro, por lo que la mayoría de los fallecidos, 27, son policías, mientras que la segunda explosión se trataría de un suicida que se hizo explotaren el parque de Maçka.

El ministro del Interior, Süleyman Soylu, ha hablado de un ataque "planificado con traición" en el que participó un coche bomba, junto al fondo oeste, que fue detonado a distancia. Fueron detenidas 10 personas. Según Soylu. El presidente Erdogan ha pospuesto su visita oficial a la República de Kazajastán.  Según algunas fuentes, laPolicía habría practicado esta mañana las primeras detenciones.

Estambul ha amanecido sobrecogido tras el atentado en los aledaños del  estadio del Besiktas. La luz del día ha permitido observar un profundo cráter de dos metros de ancho dejado por el coche bomba que estalló junto a un puesto de antidisturbios a las afueras de la grada norte del Vodafone Arena. Fue el primer golpe, seguido, a los 45 segundos, por la inmolación con explosivos de un atacante en un parque cercano.

Las explosiones, que ocurrieron una hora después del pitido final del Besiktas-Bursaspor, se oyeron desde la plaza de Taksim, en el centro de la ciudad y a 500 metros del campo de fútbol. La confusión reinó en los minutos iniciales. Numerosos policías trataron de evacuar a los nerviosos espectadores que quedaban mientras acordonaban la zona. Se solicitaron coches privados para trasladar a los heridos poco antes de que decenas de ambulancias se desplazaran al lugar de las detonaciones. 

Como es habitual en Turquía, un juez ha dictado orden de prohibir a los medios informar del suceso. Aún no se ha atribuido la responsabilidad del atentado, y un comunicado de Presidencia recuerda que Turquía ha sufrido numerosos atentados en los últimos años y que "el nombre y los métodos de las organizaciones terroristas no tienen importancia alguna". 

"Todas las organizaciones terroristas tienen el mismo objetivo de atacar nuestro país y nuestra nación, sean el PKK, el Dáesh o FETÖ", afirma, en referencia a la guerrilla kurda, el Partido de Trabajadores de Kurdistán, el Estado Islámico y la cofradía del predicador Fethullah Gülen, a la que se atribuye el fallido golpe de Estado de julio pasado.

El PKK ha sido citado como responsable del doble atentado por el primer ministro turco, Binali Yildirim, quien a su vez citaba a la televisión CNN turca.

Comenta esta noticia
Update CMP