18 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cifuentes devuelve la ilusión al PP de Madrid en un Congreso con sorpresa final

Cifuentes con una enorme bandera de España a sus espaldas.

Cifuentes con una enorme bandera de España a sus espaldas.

"Hoy empieza su andadura un Partido Popular de Madrid renovado", ha proclamado la nueva presidenta, que si ya era un referente del PP a nivel nacional desde este cónclave lo es más.



Ahora sí, queda oficialmente inaugurada la era Cifuentes en el PP de Madrid. La nueva lideresa fue elegida este sábado con un respaldo del 93% de los votos a su nuevo equipo, con Ángel Garrido y Jaime González Taboada como puntales. Como también lo son de su Gobierno regional.

"Hoy empieza su andadura un Partido Popular de Madrid renovado", proclamó Cifuentes durante su discurso de clausura. Y lo es. Aunque la presidenta se ha preocupado y ocupado de intentar integrar a los distintos sectores (véase el caso de Íñigo Henríquez de Luna como vocal de su Ejecutiva) para a partir de ahora remar en la misma dirección.

En una conversación informal con periodistas contó Cifuentes el viernes que cuando la gestora tomó las riendas del partido, en febrero de 2016, las sedes estaban semivacías y la moral de los afiliados en sus horas más bajas. Y se alegró de que ahora un viernes por la tarde cualquiera las sedes estén en plena ebullición.

Eso quiere Cifuentes. "Reactivar el partido", como le pidió el presidente de honor de la formación, Pío García Escudero. Sin volver atrás ni "quedar anclados en el pasado", aunque a Esperanza Aguirre se le haya rendido el preceptivo tributo en este Congreso.

Sobre la corrupción

Y en esta nueva etapa la ya presidenta del PP de Madrid con todos los honores quiere también dejar atrás la corrupción, que tanto daño ha hecho y sigue haciendo a sus siglas. 

En su intervención no rehuyó, de hecho, el asunto. Todo lo contrario: "Hemos sufrido decepciones a causa de quienes se han aprovechado de su militancia en el PP. Han abusado de nuestra confianza, han traicionado nuestros principios y nos han avergonzado", lamentó.

"Ellos, los corruptos, no son del PP. Nos han manchado con su conducta deshonesta y estamos pagando las consecuencias. Pero ellos no representan al PP", continuó.

Cifuentes prometió que su PP de Madrid contará con "nuevos referentes éticos y estrictos criterios de conducta" (en el Gobierno regional ya ha impulsado un plan entero de regeneración) y reivindicó "la ética de la política".

El final de su discurso fue emocionante, con una enorme bandera de España proyectada en la pantalla y todos los compromisarios ondeando las suyas. Era la sorpresa que tenía preparada, y esa puntada también llevaba hilo: Cifuentes quiere ser y que el PP de Madrid sea un referente nacional. "Por el Partido Popular, por Madrid y por España", concluyó.

Y entonces los miembros del nuevo Comité Ejecutivo Nacional subieron al escenario para acompañar a su presidenta. Trabajo en equipo.

Comenta esta noticia
Update CMP