19 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias y eurodiputados le piden ahora al Papa que Franco no vaya a La Almudena

Los parlamentarios europeos le han pedido audiencia al Pontífice para que intervenga y se impida el traslado de los restos del dictador desde el Valle de los Caídos al céntrico templo.

De un lado, Pablo Iglesias. Y de otro, varios eurodiputados socialistas e independentistas. Todos, por distintos caminos, se oponen a lo mismo. La exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos y su traslado a otro lugar ha pasado de ser uno de los asuntos bandera del Gobierno de Pedro Sánchez a una auténtica pesadilla, a partir del momento en que la familia del dictador decidió trasladarlos a una cripta en la Catedral de la Almudena, en pleno centro de Madrid. Pero ya ha comenzado una ofensiva para impedirlo como sea.

Empezando por el líder de Podemos, que en la presentación de sus negociaciones presupuestarias con el Gobierno ante su Consejo Ciudadano, fue ayer muy rotundo al respecto de impedir como sea que los restos de Franco acaben en la catedral de Madrid, donde su familia posee una cripta.

 

Y a la vez ocho eurodiputados españoles pertenecientes al PSOE, PNV, BNG, ERC, Podemos, ICV y PDeCAT han solicitado una entrevista con el Papa Francisco para propiciar que la jerarquía eclesiástica española reconsidere su decisión de aceptar el enterramiento de los restos del Generalísimo en el primer templo de la capital.

En concreto, han cursado esta petición las eurodiputadas del PSOE Clara Aguilera, del PNV Izaskun Bilbao y de BNG Ana Miranda, así como los eurodiputados de ERC Jordi Solé y Josep María Terricabras, de PDeCAT Ramón Tremosa, de Podemos Miguel Urbán y de ICV Ernest Urtasun.

Este grupo de eurodiputados considera que la decisión, además de constituir una afrenta para todas las víctimas, puede propiciar que el templo se convierta en un centro de peregrinación de organizaciones ultraderechistas, como ya ocurre con el Valle de los Caídos.

Así, solicitan una entrevista con el Papa para pedirle que medie con el objetivo de "impulsar una reflexión y un cambio de actitud sobre lo que puede ser una nueva afrenta para miles de familias que llevan decenios sin recibir, a juicio de las más prestigiosas instituciones internacionales, el trato que merecen por parte de las autoridades".

Quieren trasladarle al Papa que sería "impensable" que los restos del dictador argentino Videla estuvieran en la Santísima Trinidad

También pretenden "pedir ayuda" para que "no se consume una decisión a todas luces errónea". En opinión de estos ocho eurodiputados, se trata de una medida que "lejos de ayudar a cerrar un negro capítulo de la política española", puede "reabrir heridas, propiciar enfrentamientos y convertir un templo católico, en pleno centro de Madrid, en un lugar de peregrinación para todos los ultraderechistas europeos".

 

En la misma línea, creen que el traslado de los restos del dictador puede trasladar al centro de Madrid "actividades de exaltación de la dictadura y banalización de sus crímenes", así como provocar enfrentamientos con "ciudadanos pacíficos que rechazan de plano la exaltación de la dictadura".

Por último, trasladan al Papa Francisco, en su condición de argentino, que sería "impensable" que los restos del dictador argentino Jorge Rafael Videla, "ideólogo de los vuelos de la muerte" y "encubridor de las atrocidades que se cometían en la Escuela de Mecánica de la Armada" se encontrasen en la Santísima Trinidad de Buenos Aires.

 

Comenta esta noticia