07 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Inda mete el miedo en el cuerpo a los españoles con el plan de Pablo Iglesias

Eduardo Inda tiene claro que iglesias quiere "venezolanizar" la Justicia.

Eduardo Inda tiene claro que iglesias quiere "venezolanizar" la Justicia.

El periodista llega a una conclusión tras analizar los últimos pasos del Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos que, como mínimo, es alarmante para los votantes democrátas.

Este lunes Eduardo Inda llega a una conclusión algo alarmante en su columna de La Razón porque, a su juicio, "Pablo Iglesias, el subordinado de Nicolás Maduro, sabe muy bien cuál es el modus operandi perfecto para convertir un país en una tiranía con apariencia de democracia".

En primer lugar, ironiza, el más obvio: "seguir convocando elecciones en las que se puede presentar la oposición" porque "basta con quemar las papeletas de los partidos democráticos o dar el cambiazo para ganar sistemáticamente".

El siguiente lo define como "recurrente en los sátrapas" y "efectivo en el plano práctico: controlar la Justicia, eso sí, siempre bajo la apariencia de separación de poderes".

En este sentido, recuerda que Hugo Chávez llegó al poder en 1998 cuando el Supremo iba a su aire y "harto de que fuera justo optó en 2004 por aprobar una ley que reformaba el Alto Tribunal. Consecuencia: los magistrados incómodos acabaron en la calle".

No solo eso, alega, sino que "la invasión prosiguió en todos los escalones y cientos de jueces y fiscales fueron obligados a dejar la carrera".

Aunque lo de España, dice, "no es, de momento, tan bestia" cree que vamos por el mismo camino.

Y aquí recoge "el nombramiento de la sectaria a la par que incompetente Dolores Delgado, en una suerte de puerta giratoria que va del Ministerio de Justicia a la Fiscalía General del Estado, es la prueba del algodón del derrotero que está tomando este poder del Estado".

Lo que más le asombra a Inda es que "con 120 diputados, Pedro Sánchez se comporta de manera más autocrática que el Felipe González de los 202, el Aznar de los 185 y no digamos ya que el Rajoy de los 186".

En conclusión, "el golpe definitivo a la independencia judicial será más sutil que en Venezuela y  vendrá por reformar la Ley de Enjuiciamiento Criminal para que los fiscales asuman la instrucción de los casos apartando a los jueces de esta función".

Por eso resume que "el Gobierno, que es quien manda en la Fiscalía [Sánchez dixit], será quién decida en última instancia a quién se persigue penalmente y a quién no. Consecuencia de la consecuencia: la división de poderes se habrá ido a tomar viento. Consecuencia al cubo: estaremos más cerca de Venezuela". 

Comenta esta noticia