El valencianismo cultural ya no quiere ser anticatalanista

Joan Ignaci Culla

Joan Ignaci Culla

La nueva Declaració Valencianista cambiará la referencia “racial” por las “características étnicas” valencianas, e invita a territorios “afines”. J.I.Culla defiende ser “pro” y no “contra".

Hace cien años la Declaració Valencianista de 1918 proponía derecho a constituir un Estado, la federación de los Estados Ibéricos, y hasta la existencia de una “modalidad racial” valenciana, a lo Sabino Arana.

Un siglo más tarde, el Congrés Valencianisme 2018, convocado por quince entidades culturales y celebrado este fin de semana en Alfafar, ha revisado la Declaración y redactado unas actualizaciones sujetas a posibles enmiendas de aquí a enero, en el que en vez de un Estado se reclama el “derecho al autogobierno con el que poder darse a sí mismo su forma y estatuto”, dado que se fue “un estado con fueros propios, compatible con la idea de una España federal.

El nuevo documento “acepta por el momento” la Constitución y l'Estatut (como hace cien años el mandato de la Asamblea Parlamentaria de 1917), y la “inclusión de territorios que han sido valencianos” (¿Caudete?) o de aquéllos “con afinidades económicas o culturales” (¿Teruel?, ¿Tortosa?) “conservando íntegramente su personalidad”.

Pero también renueva la alusión “racial” como una de las características del Pueblo Valenciano, que ahora describe como las “características étnicas” de los valencianos, a la vez que reclama la asunción de las Normas de El Puig para la enseñanza y uso de la lengua valenciana.

En la foto, Juli Moreno, Joan Carles Micó y Joan Ignaci Culla

La ponencia de Culla

La primera ponencia del Congrés, a cargo del exdirigente valencianista Joan Ignaci Culla, denunciaba que históricamente “a los valencianos se nos ha hecho optar entre pancatalanismo y españolismo” y que ahora “hay una tendencia recentralizadora de quienes piensan que las autonomías son despilfarro”.

Frente a ello, Culla aboga por ser “pro, no anti, porque luchar contra el españolismo o el catalanismo ha de ser la consecuencia, no el fin”. Y en consecuencia, insta a no optar por partidos españolistas con la excusa del voto útil, y a no pedir “la independencia, sino justicia para el Reino de Valencia”.

En su particular propuesta de nueva Declaración Valencianista Culla incluye asuntos clave de la agenda política valenciana actual, como la transferencia del Derecho Civil, la financiación acorde al peso de la autonomía valenciana, y las infraestructuras necesarias para este territorio, además de la creación de un marco político propio valenciano. Porque la clave para que el Pueblo Valenciano tenga futuro está según Culla en no limitarse a conmemorar efemérides.

Comenta esta noticia
Update CMP