14 de agosto de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Alejandro Sanz y Enrique Ponce: vidas paralelas y una tormenta en el horizonte

Alejandro Sanz se enfrenta a un divorcio complicado... como Enrique Ponce.

Alejandro Sanz se enfrenta a un divorcio complicado... como Enrique Ponce.

Las altas temperaturas estivales de este año van de la mano de divorcios millonarios que casi siempre terminan por ser tormentosos incluso en parejas que parecían prometerse “amor eterno”.

 

 

Uno de los casos más sonados de divorcios estivales que nos ocupan, es el de Enrique Ponce y Paloma Cuevas que a pesar de insistir públicamente en que todo transcurrirá de mutuo acuerdo, es más que probable que las negociaciones en la repartición de gananciales emborronen aún más su relación.

La continúa exposición mediática del torero con Ana Soria le puede pasar factura a Ponce a la hora de liquidar con Cuevas la fortuna del matrimonio. No pasa desapercibido que el torero haya eliminado de su Instagram las fotos de los dos últimos años que tenía con la que ha sido su esposa 24 años. Son gestos que molestan profundamente a Paloma que al parecer aún bebe los vientos por su “marido”.

Sin velos de por medio la “guerra económica” que mantienen Alejandro Sanz y Raquel Perera ya es un hecho. Los 40.000 euros mensuales que Perera le solicita al cantante distan y mucho de los 15.000 euros que Sanz está dispuesto a pasarle. De hecho la pareja acordó en su momento que en caso de divorcio el juicio se celebraría en España y no en Miami donde la pareja ha vivido los últimos años. Al igual que Ponce con su joven novia, Alejandro Sanz vive pletórico su relación con Rachel Valdés con quien ya ha cumplido su primer aniversario.

El artista celebró con una cena y pastel incluido el 19 cumpleaños de Manuela, su primogénita a quien le dedicó un emotivo mensaje en su cuenta de Instagram: “Una parte de mi corazón está de cumpleaños. Es magia verte crecer, ver como superas cada día la mejor versión de ti misma. Te amo Manuela". 



La joven mantiene una excelente relación con la novia de su padre, la última vez que les vimos a los tres juntos fue en el homenaje que el Ayuntamiento de Madrid le rindió al cantante en su barrio de Moratalaz

La segunda oportunidad de Samuel Eto'o que podría cambiar su vida


El juez dará una nueva oportunidad a Samuel Eto´o y le citará de nuevo en el Instituto Nacional de Toxicología de las Rozas para que se someta a las pruebas de ADN por su supuesta paternidad de Erika Do Rosario, la joven que asegura ser hija biológica del futbolista.

Aunque buena parte del año reside en Qatar, Eto´o tiene residencias en Madrid y en Barcelona que es donde recibe las citaciones judiciales.

Fernando Osuna, abogado defensor de la joven que reclama la paternidad del camerunés, no alberga grandes esperanzas en que finalmente acuda a realizarse las pruebas: “Ha sido citado por el juez en cuatro ocasiones, de hecho está declarado en rebeldía por no acudir al juicio por su supuesta paternidad. Además tampoco cumple con la sentencia judicial que desde hace meses le obliga a pasarle a Erika 1.400 euros mensuales de manutención. Me consta que aún no ha recibido la citación y estamos en pleno verano que los juzgados paran su actividad, pero es posible que en unos meses se zanje el asunto de la paternidad de Samuel Eto´o”.

Mientras tanto Osuna ya tiene preparadas las alegaciones que presentará ante el juez en el caso de que el exfutbolista vuelva a brillar por su ausencia en las pruebas de ADN.


Camilín sigue sin dar señales de vida 

Camilín sigue sin dar señales de vida, continúa recluido en la mansión de Torrelodones donde su padre vivió casi cincuenta años. Junto a él dos personas incondicionales del servicio, Charo y Fidel, ellos cuidaron de Camilo en sus peores momentos, eran su fiel compañía junto a su representante Eduardos Guervós y su administrador Cristobal Huete.

Los dos últimos desaparecieron de la escena tras la muerte de Camilo. Lourdes Ornelas se encargó de espantarles por sospechar que pudieran tener algún interés económico en la herencia del cantante.

Lo extraño es que el profundo aislamiento de Camilín le haya llevado a prescindir de los servicios de quien tan fielmente permaneció junto a su padre. Charo ya no trabaja en la mansión y Fidel acude un par de veces a la semana para mantener el jardín pero no pasa al interior de la vivienda. Camilín prefiere estar solo, apenas sale y sus proyectos en la música han quedado absolutamente aparcados. Es posible que el joven haya tomado conciencia de la importancia de recuperarse de sus adicciones y recuperar la normalidad una vez curado.

Comenta esta noticia