El discurso "electoral" de Ribó ante los Reyes deja perplejos a los empresarios

El alcalde de Valencia reivindicó su gestión ante los Reyes en la Noche de la Economía Valenciana. Un discurso que sonó en clave electoral en un acto donde su papel era de "telonero".

Un frío aplauso más próximo a la estupefacción que a la cortesía. Ese fue el veredicto de los cerca de mil asistentes a la Noche de la Economía Valenciana al discurso del alcalde en el Palau de les Arts. Lejos de asumir un papel discreto en un acto en el que el protagonismo recaía en los Reyes, la Cámara de Comercio de Valencia y los seis empresarios premiados, Joan Ribó aprovechó la coyuntura para reivindicar su gestión, de la que dijo sentirse orgulloso. A modo de balance de estos tres años y medio, aludió a la reducción de los plazos en el pago a los proveedores o a la reducción de la deuda municipal. Su conclusión fue clara: se ha demostrado que éramos capaces de gestionar "honradamente de una manera más eficiente y eficaz".

El alcalde de Valencia vino a decir que lo mejor está por llegar con los presupuestos para 2019, los más expansivos de la "historia de nuestra ciudad" y que servirán para "mejorar los servicios de la ciudadanía, encarar la situación de emergencia social que padecemos e impulsar la economía de Valencia". De esta forma Ribó deslizaba implícitamente que está convencido de  que revalidará la alcaldía tras las elecciones de mayo próximo, y, por lo tanto, podrá gestionar las cuentas que se aprobarán los próximos días.

Ribó y El Marqués del Turia

Ribó, que fue el único de los intervinientes en hablar íntegramente en valenciano, rindió homenaje a Tomás Trénor Azcárraga, el Marqués del Turia, quien fue «fulminantemente destituido por la dictadura» como alcalde por reclamar ante Madrid «justicia y pedir que llegasen a València ayudas  prometidas y acordadas para paliar los efectos de la riada de 1957».  «Eran tiempos oscuros de autoritarismo y silencio. Sesenta años después Valencia sigue reclamando lo que le corresponde",  concluyó Ribó para recordar su reciente entrevista con el ministro de Fomento José Luis Ábalos, presente en el Palau, en la que reivindicó la "Agenda valenciana"  y en especial el corredor mediterráneo. "De lo que consigamos dependerá nuestro presente y futuro", zanjó.

Las palabras de Ribó fueron muy comentadas en el cóctel tras la intervención de clausura del acto por parte del Rey Felipe. Más que por el fondo, el malestar expresado por los empresarios apuntaban a la forma, ya que para no pocos el alcalde equivocó el foro con su "mitin" en la Noche de la Economía Valenciana. La intervención del presidente Ximo Puig, sin renunciar a una parte reivindicativa, y la del ministro Ábalos, se ajustaron al modelo "habitual" en estos foros.

Comenta esta noticia
Update CMP