04 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Quim Torra, punto y seguido y ahora el independentismo queda en manos de la CUP

El candidato tendrá que esperar al lunes.

El candidato tendrá que esperar al lunes.

El pleno de investidura, como era de esperar, tendrá una segunda jornada el lunes después de que el candidato no haya conseguido mayoría absoluta. Este domingo los cuperos decidirán su voto.

En el discurso con el que ha arrancado el debate de investidura, Quim Torra (JxCat) ha prometido "trabajar sin descanso" para lograr "la república catalana". El aspirante a presidir la Generalitat ha dicho que será fiel al "mandato del 1 de octubre" y que abrirá un "proceso constituyente".

También ha recalcado que el suyo no será más que un gobierno "provisional" a la espera de que Carles Puigdemont pueda ser investido presidente. Los partidos de la oposición han reprochado al candidato que solo se haya dirigido a la mitad de los catalanes.

El Gobierno también ha criticado su discurso, que ha tildado de "frentista", y ha advertido de que estará "muy vigilante" y que cualquier vulneración de la Constitución "será respondida". En la votación de este sábado, Quim Torra necesita una mayoría absoluta que JxCat y ERC no tiene, por lo que hasta el lunes, en segunda votación, no podrá ser investido.

Entonces le bastará con una mayoría simple de votos, que son los 66 que suman JxCat y ERC frente a los 65 de Ciudadanos, el PSC, los comunes y el PP. La investidura solo saldrá adelante si la CUP, que celebrará un Consell Político mañana domingo para decidir su posición, opta por abstenerse. Si se decantan por votar en contra, truncarían las posibilidades del diputado de JxCat y expresidente de Òmnium Cultural de presidir la Generalitat.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, no ha desperdiciado la ocasión de usar contra Quim Torra la carga más evidente contra el candidato a la presidencia de la Generalitat. Durante su turno de palabra en el debate de investidura ha acusado a Torra de "humillar" a los españoles con los mensajes publicados en 2015 en Twitter y que ya han sido eliminados.

La líder de la oposición ha leído varios de los mensajes antes de señalar a Torra como un candidato que, en vez de apaciguar el clima de tensión, "ha venido a echar más leña al fuego". Arrimadas ha menospreciado el discurso que Torra ha pronunciado esta mañana, el cual cree que sólo se ha centrado en "defender la independencia e ignorar a la mitad de los catalanes". Arrimadas también ha tachado al candidato de Junts per Catalunya (JxCat) de "querer dirigir un CDR" en lugar de presidir la Generalitat.

En su repaso al discurso de Torra, Arrimadas ha lamentado que se hayan "ignorado los temas que realmente preocupan a los catalanes". Le ha afeado eludir la lucha contra el paro y su anuncio de crear un Comisionado para investigar los efectos de la aplicación del artículo 155. "Quieren un Comisionado para el 155 pero no para investigar la corrupción", ha zanjado.

"Este señor está aquí para ir al choque con más radicalidad si finalmente es investido", ha asegurado. Por lo que considera que "vamos a un choque aún más fuerte de los que estos señores han provocado en los últimos meses" contra el Estado. Arrimadas cree que el discurso del candidato es "mucho más radical" de los que han hecho otros presidenciables, como Carles Puigdemont o Jordi Turull, desde el estrado y lamentó que Torra no hiciese autocrítica "ni una llamada a un cambio de rumbo o rectificación"

"Sigue para adelante con más radicalidad en este procés, llama al choque, llama a la fractura y esto es un peligro para la convivencia, para la economia y para todos los catalanes" considera Arrimadas, lamentando que, en su opinión, Torra siga "en el conflicto pero encima con más radicalidad que el propio Puigdemont". La líder de Cs en Cataluña ha afirmado que es un discurso que genera "tristeza" y preocupa porque sólo puede "agradar a los más radicales como los de la CUP".

El Gobierno

El Gobierno ha acusado al candidato a presidir la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, de haber ofrecido en la sesión de investidura un discurso "frentista, de pasado y alejado de lo que la mayoría de catalanes quiere", y le ha advertido de que estará "muy vigilante" de los actos que cometa en el futuro su posible Govern.

"Cualquier ilegalidad será reparada y cualquier vulneración de nuestro marco constitucional será respondida", avisa el Ejecutivo, que recuerda además que la coalición Junts per Catalunya no ganó las elecciones. "Ni los que pretenden votarle representan a la mayoría del pueblo catalán", agrega el Gobierno en un comunicado.

Comenta esta noticia
Update CMP