12 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Indignación en Podemos con la "camarilla" que gestiona la moción de censura

Pablo Iglesias, el día en que anunció su moción de censura contra Mariano Rajoy.

Pablo Iglesias, el día en que anunció su moción de censura contra Mariano Rajoy.

Muchos miembros del Grupo Parlamentario morado no ocultan su enfado por la imposición y el secretismo con el que su líder y su reducido entorno gestiona su iniciativa parlamentaria estrella.

Cada vez más diputados de Podemos, fundamentalmente los vinculados al errejonismo pero también a las marcas autonómicas En Comú Podem y En Marea bromean en los últimos tiempos con un calificativo para Pablo Iglesias, al que en privado califican como el Amado líder., un remedo del sobrenombre con que los norcoreanos se refieren a su máximo dirigente.

Marginadas en gran medida han quedado las reuniones de estrategia del Grupo Parlamentario que coordinaba en su día Iñigo Errejón junto al resto de portavoces sectoriales, y cada vez con más frecuencia las decisiones se adoptan de forma personalísima por el propio Iglesias, junto a un cada vez más reducido grupo de dirigentes entre los que se encuentran de forma habitual la portavoz Irene Montero, el líder de IU, Alberto Garzón, y el diputado y secretario de Movimientos Sociales, Rafa Mayoral.

La última guerra abierta entre los diputados de Podemos tiene que ver con la fecha de la moción de censura anunciada por Iglesias contra Mariano Rajoy. Tras la aprobación de los Presupuestos este jueves, la dirección del partido morado se ha puesto manos a la obra para buscar el momento de registrar la iniciativa parlamentaria.

Según ha sabido ESdiario de fuentes parlamentarias, la inmensa mayoría de los dirigentes de Podemos son partidarios de presentar la moción en el mes de junio, justo después de que el PSOE celebre sus primarias y el nuevo secretario general marque el rumbo del partido. Así lo defiende Errejón, los líderes de las marcas regionales y también Compromís.

Este sector, muy mayoritario, aboga por no interferir en el proceso interno de los socialistas para neutralizar las acusaciones contra Iglesias y Podemos que atribuyen que la censura es más una "emboscada" contra el PSOE que una iniciativa política contra el gobierno del PP.

Sin embargo, Iglesias ha vuelto a desoír los consejos de los suyos provocando una oleada de indignación creciente entre su ejecutiva. El líder ya ha descubierto sus cartas convocando, sin consultar más a que media decena de dirigentes, una manifestación en favor de la moción justo en la víspera de las primarias socialistas, el sábado 20. 

Y según ha comunicado a los suyos, baraja registrar la moción una vez finalice el pleno de la próxima semana en el que la corrupción y las polémicas en la Fiscalía Anticorrupción van a ser protagonistas. Calentado el ambiente desde el punto de vista político y mediático, Iglesias  quiere presentar la moción en el registro del Congreso entre el 16 y el 19 de mayo, dado que el lunes 15 es festivo en Madrid.

Y de esta forma, como parece que pretende Iglesias desde el principio, condicionaría las primarias y, lo que es más importante, el debate decisivo entre Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López.

Comenta esta noticia
Update CMP