20 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

12.000 fanáticos indepes intentan coaccionar a los jueces por los CDR detenidos

Durante una protesta celebrada en Sabadell, los participantes han amenazado con continuar su lucha contra "las fuerzas de ocupación", en referencia a la Policía y Guardia Civil.



Mientras en Moncloa miran para otro lado y no ven necesaria una nueva aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, el ambiente en esta comunidad autónoma parece ir tensándose cada vez más por culpa de los independentistas partidarios del golpe de Estado del 1 de octubre de 2017.

Y la nueva excusa para seguir lanzando amenazas al Estado de derecho y a los que no comulgan con sus ideas sectarias es, ni más ni menos, la detención, esta semana, de 7 miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) acusados de delitos de terrorismo.

Pese a que dos de los detenidos sí han reconocido ya ante el juez que preparaban acciones terroristas -incluso uno de ellos ha vinculado al propio presidente de la Generalitat, Quim Torra, en un plan para la toma del Parlamento de Cataluña- los independentistas más radicales se han dado cita este sábado en Sabadell en apoyo de los detenidos.

Según la Policía Municipal de la localidad, han sido unas 12.000 las personas que se han concentrado frente a los juzgados de Sabadell para después marchar por las calles de la ciudad hasta el Ayuntamiento, donde han leído un manifiesto.

Los manifestantes han marchado bajo el lema 'Libertad. La represión no nos parará', y con pancartas como 'Que se vayan. Fuera las fuerzas de ocupación', 'Basta de represión. Basta de montajes policiales. Libertad'. También se han escuchado gritos de 'Fuera las fuerzas de ocupación', 'No son terroristas, son independentistas' y 'Libertad presos políticos'. 

El sempiterno cuento de la "represión"

El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha criticado la "voluntad de criminalizar al independentismo" y ha pedido libertad para los detenidos y que el Estado deje de usar la represión, en sus palabras. Que son muy similares a las que han ocupado todos los discursos nacionalistas en un Parlament de Cataluña convertido, esta semana, en una institución de exaltación y defensa de los CDR, los mismos grupos violentos a los que hace ahora un año Quim Torra invitaba a "apretar".

Comenta esta noticia
Update CMP