20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pedro Sánchez tenía tanta prisa por irse de vacaciones con su mujer que la lió

Pedro Sánchez no ha querido protagonizar la última rueda de prensa del año de su partido.

Pedro Sánchez no ha querido protagonizar la última rueda de prensa del año de su partido.

El secretario general de los socialistas termina el año protagonizando la enésima polémica en su partido por la espantada que ha dado este viernes para no enfrentarse a Rajoy y la prensa.

Pedro Sánchez tenía tanta prisa por irse de vacaciones de Navidad que lo ha hecho envuelto en la enésima polémica. 

En el PSOE no todos han entendido su decisión de parapetarse tras el secretario de Organización, José Luis Ábalos, y dejar que fuera él quien hiciera el balance de fin de año del Gobierno de Mariano Rajoy.

Tradicionalmente el líder de la oposición comparece cada último viernes de año después de que lo haga el presidente del Gobierno, para darle la réplica. 

Sin embargo, Sánchez ha decidido este año romper todos los esquemas. Este viernes no sólo no salió él en Ferraz y mandó a Ábalos, sino que además la rueda de prensa de este último fue previa a la de Rajoy.

Todo lo que hizo el secretario general de los socialistas fue colgar un tuit para cubrir malamente el expediente:

En el PSOE son conscientes de la desventaja que supone tener un líder que no es diputado ni senador y que por tanto no puede enfrentarse al presidente en las Cortes. Ese papel lo viene desempeñando la portavoz, Margarita Robles, pero no es lo mismo.

Dado ese hándicap muchos no entienden que Sánchez renunciara voluntariamente a protagonizar la última rueda de prensa del año del PSOE y afianzar su imagen de líder de la oposición. La última suya fue el viernes de la semana pasada, cuando compareció junto a Miquel Iceta para valorar los resultados del PSC en las elecciones.

Comenta esta noticia
Update CMP