19 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las mofas sobre Irene Villa llevan finalmente al concejal Zapata ante el juez

El concejal de Ahora Madrid, Guillermo Zapata

El concejal de Ahora Madrid, Guillermo Zapata

Más problemas se ciernen sobre el horizonte de la alcaldesa de Madrid. Uno de los más polémicos ediles de Manuela Carmena se va a tener que sentar ante el juez en la Audiencia Nacional.

Por fin el concejal Guillermo Zapata, uno de los ediles del equipo de la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, va a explicar ante el juez el contenido de sus tuits insultantes contra Irene Villa. La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará al concejal de Ahora Madrid el próximo 7 noviembre por un delito de humillación a las víctimas del terrorismo, al reproducir en su perfil de la red social Twitter un "chiste" sobre Irene Villa.

El pasado mes de julio, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ordenó, por tercera vez, al titular del Juzgado Central de Instrucción 1 Santiago Pedraz que sentase en el banquillo de los acusados a Zapata. Esto ocurrió después de que el pasado 7 de marzo Pedraz archivase las actuaciones, al entender que al escribir dicho chiste no tenía intención de ofender a las víctimas y que era un comentario que se encontraba dentro de los límites de la libertad de expresión. Sin embargo, la Sala incidió en que sí existe material indiciario suficiente para juzgar al concejal.

La asociación Dignidad y Justicia solicita como acusación popular una pena en su contra de 1 año y 8 meses de prisión para el concejal madrileño, así como la inhabilitación absoluta por siete años e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, al considerar que el chiste, en el que mencionaba a Irene Villa y a las tres niñas de Alcáser asesinadas en 1992, humilló y vejó a las víctimas del terrorismo.

"Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcáser para que no vaya Irene Villa a por repuestos", escribió Zapata en Twitter el 31 de enero de 2015. Del mismo modo, considera que otros tuits en los que se aludían a Marta del Castillo o al colectivo judío suponen una "clara" incitación al odio y unas injurias "colectivas e individuales

Comenta esta noticia
Update CMP