20 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carmona y los díscolos del PSM darán la batalla si Sánchez trata de aplastarlos

Sara Hernández, rodeada de su ejecutiva, en un congreso del PSM.

Sara Hernández, rodeada de su ejecutiva, en un congreso del PSM.

Ferraz no quita ojo a los movimientos precongresuales del socialismo madrileño, convertido en penúltima trinchera de los susanistas. Estos no están dispuestos a dejarse arrollar.

Primero fue Ximo Puig, luego Javier Lambán. En el purgatorio del PSOE espera, tal vez, Emiliano García-Page. Y, a buen seguro, caerá la madrileña Sara Hernández. Tal como informó ESdiario este lunes, Pedro Sánchez y su secretario de Organización, José Luis Ábalos, preparan la segunda revolución en el partido, con el objetivo puesto en las ahora denostadas baronías territoriales.

Y sin duda, por su importancia en la estructura socialista y por su relevancia mediática, uno de los retos prioritarios de la nueva Ejecutiva es el Partido Socialista de Madrid (PSM) que, previsiblemente, celebrará su estratégico Congreso regional el próximo mes de septiembre. Un cónclave en el que se espera una dura batalla entre pedristas y susanistas, prácticamente igualados en fuerzas.

En las filas afines a Pedro Sánchez, tres nombres emergen para dar la batalla por relevar a Sara Hernández. El favorito de Ferraz, el portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid, José Manuel Franco. Pero con aspiraciones le siguen el parlamentario Daniel Viondi; la exdirigente de UGT Carmen López; y la secretaria general del PSOE de Alcorcón, Natalia de Andrés.

"Si Pedro quiere matarnos, habrá dos listas al congreso regional", advierten los susanistas, dispuestos a dar la batalla

Todos ellos representan aproximadamente el 50% de los militantes. Franco, hombre bien valorado en el partido, ya adelantó este martes que si Sánchez se lo pide dará un paso al frente.

Sin embargo, desde las filas susanistas se lanza una advertencia clara: "Si Pedro quiere matarnos, habrá dos listas. De lo contrario, habrá integración", afirman a ESdiario fuentes de este sector.

Un sector que tiene como referente incuestionable al concejal en la capital y excandidato a la Alcaldía, Antonio Miguel Carmona. Y en el que militan también la tomasista Maru Menéndez, el televisivo Juan Segovia, Juan Lobato y el exportavoz en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas. Todos ellos militan en una corriente que representa al 40% del partido.

El tercer universo de la complicada formación política que siempre fue el PSM, la antes convulsa Federación Socialista Madrileña, la integra el patxismo. En el militan la actual líder y alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, el "integrado" nuevo numero tres en el Congreso, Rafael Simancas, y el actual secretario de Organización de los socialistas madrileños, Enrique Rico.

Integración o nueva batalla

Con este escenario, prácticamente divido en dos, afronta el socialismo madrileño su próximo Congreso regional. Pese a los deseos del número tres del PSOE, José Luis Ábalos, de imponer a su hombre, Ferraz sabe que no habrá paz si los susanistas no protagonizan también el futuro del partido.

Y más aún cuando alineados con Antonio Miguel Carmona hay referentes del PSM muy respetados, como el exconcejal Manuel García-Hierro, Angel Díaz Plasencia o Eustaquio Jiménez.

Si el PSM lograr conciliar las corrientes que lideran Franco y Carmona, el PSOE estará preparado para dar la batalla en las municipales y autonómicas de 2019.

En caso contrario, la brecha seguirá abierta y Ferraz habrá cerrado en falso el Congreso de una de sus organizaciones más importantes para el desafío de las generales de 2020.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia