25 de agosto de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Peñafiel desvela el verdadero motivo por el que Letizia no soporta a sus cuñadas

Al hilo de lo que está poniendo patas arriba a la familia real británica con Kate y Meghan enfrentadas, el especialista en Casa Real arrima el ascua a su sardina: la Familia Real española.

Mucho se está hablando en los últimos días de la complicada relación que existiría entre las “cuñadas reales” británicas Kate Middleton y Meghan Markle. Y claro, no podía faltar Jaime Peñafiel para hablar del tema y, sobre todo, arrimar el ascua a su sardina, que no es otra que hablar de la Familia Real española.

Así, desde su columna de LOC, Peñafiel establece conexiones entre uno y otro caso y apunta que “entrar en el seno de una familia real no es fácil ni cómodo. Sobre todo cuando hay un pasado turbio, sombrío y vergonzoso. Como es el de Meghan. Como es el de Letizia que también tuvo que sufrir el vacío, las malas caras y los desplantes de las cuñadas Elena y Cristina”.

No sólo de sus cuñadas, añade, sino también de “los oligarquitas, como David Rocasolano, el primo hermano de Letizia, califica a los familiares y amigo de Felipe".

Y en este punto recoge palabras suyas de su libro Adiós Princesa: “Todo era nuevo para nosotros. Yo tenía, además el aliciente de ir viendo la transformación de mi prima Letizia.... Los amigos de Felipe representaban todo lo que, entonces, Letizia detestaba: la hipocresía, la falta de compromiso, el ocio como lugar de trabajo, la más absoluta frivolidad, el desdén hacia los que no son de tu clase, el arribismo, la estupidez", pero “la capacidad de adaptación de mi prima es digna de estudio científico. Posar, ya se había convertido en su naturaleza y cada gesto que hacía parecía pensado para un nuevo enfoque de la cámara”.

Dice Peñafiel que “todo esto o muy parecido debió sucederle a Meghan, aunque, según Emily Andrews, periodista acreditada en la casa real británica, la culpa la tiene el príncipe Harry o Enrique que hace todo lo posible para proteger a su esposa, tolerándole, como hace Felipe, los malos modos y violencia para todo el que la rodea. Pero sobre todo para Kate”.



El periodista especializado en Casa Real se hace eco de una creencia popular que dice que “las cuñadas son, a veces, peores que las suegras” y argumenta que “todo esto y mucho más sufrió Letizia cuando entró en la jungla de la familia política con un suegro que lo mejor que decía de ella era "es un chica muy lista". Y unas cuñadas que se sabían infantas de padre y señor mío frente a la nieta de un taxista y divorciada”.

En conclusión que “los primeros pasos de Letizia en el seno de la Familia Real no debieron ser fáciles sino duros y a veces...humillantes. Sólo contaba con la ayuda de su suegra. Hasta que se enteró de que había abortado e implicado a Felipe en la limpieza, en la clínica Dator de Madrid, del rastro de aquella maternidad interrumpida”.

Comenta esta noticia
Update CMP