Ximo Puig, víctima del virus de la posverdad curricular

Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana

Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana

El Máster de Cristina Cifuentes ha puesto a medio país a revisar los currículums del otro medio. Y hay gente dispuesta a que una historia no le estropee un titular.

Cristina Cifuentes (contigo empezó todo, que diría Gerard Piqué), no ha sido la primera en tener problemas con su currículum. Antes que ella, hemos visto casos más graves y en muchos casos mucho menos aireados: los de las licenciaturas de las que presumían y carecían Luis Roldán, Elena Valenciano, Tomás Burgos, Joseba Egibar, o Pilar Rahola, por citar sólo unos pocos casos.

Después  hemos echado en falta el título de matemático de José Manuel Franco y el de pedagogo de Toni Cantó. Y ahora le ha tocado a Ximo Puig. Con la diferencia de que el presidente valenciano es víctima de una tergiversación: la de que presume de algo de lo que no presume.

Como cualquier periodista sabe una cosa es trabajar en periodismo y otra ser licenciado en periodismo. Sin embargo, esa falsa equivalencia ha tenido éxito este miércoles, y de forma más bacteriana que vírica, ha hecho que circule a la velocidad de la luz la especie de que Puig mintió adjudicándose una licenciatura de la que no habla en ningún momento.

En un vídeo de 2015, recuperado para la ocasión por un medio digital y otro vicario, el ahora presidente se limita a contarle a un presentador televisivo dos cosas: que es periodista y que ha estudiado en la universidad. No dice que sea licenciado en periodismo. Y así consta también en las webs de Les Corts y del PSOE, si bien en una versión anterior de ésta última se daba por hecho que ser periodista es ser licenciado en periodismo, una profesión a la que históricamente se ha accedido por diversas vías, entre ellas la de la experiencia.

Comenta esta noticia