11 de diciembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una revolucionaria teoría coge fuerza en torno al último "descuido" de Letizia

Puede que no sea tan accidental o espontáneo como pudiera parecer a simple vista. Analizadas las posibles explicaciones hay una que toma peso con respecto a las demás.

Cada paso que da la Reina Letizia es analizado con lupa y no lo es menos cada decisión estilística que toma, por pequeña que sea. Esto es lo que sucede en torno a sus “reales canas” que últimamente están en boca de todos.

Por ejemplo, Mujer Hoy se hace eco del “maravilloso recogido” que lució la mujer de Felipe VI en la cena de gala de los Premios Mariano de Cavia, y en el que los expertos comprobaron que sigue cubrir sus canas.



La publicación intrigada por el motivo de una elección estética insólita en una mujer de su posición se pregunta en voz alta si estará la Reina enviando un mensaje y analiza las posibles explicaciones para demostrar que sí.

Por una parte, argumenta, “no podemos pensar que la falta de tiempo sea la razón de su persistir en las canas, pues posee recursos para disfrutar de todos los tratamientos de belleza del mundo”.

Una segunda hipótesis sería “un deseo de naturalidad por parte de la Reina” pero parece un poco “forzado pensar que una mujer que no ha dudado en someterse a retoques estéticos mayores tenga en mente ninguna preocupación por la naturalidad”.

Pero a la que dan más visos de verosimilitud es a la tercera posible explicación a esta afición de Doña Letizia por lucir canas: “que quiera apuntarse a una pujante corriente de empoderamiento femenino que pretende acabar con el estigma de las canas y celebrar el pelo gris”.

Comenta esta noticia
Update CMP