23 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos rabia por la victoria de Bolsonaro y el aislamiento de Maduro

El populismo latinoamericano que un día soñó con conquistar Europa está de capa caída. Podemos lo confiesa sin querer al reaccionar con ira a la victoria de Bolsonaro en Brasil.

Nicolás Maduro comienza a ser una reliquia en Latinoamérica, con el populismo en retroceso y cada vez más recluido en Venezuela, Bolivia o Cuba. La victoria de Jair Bolsonaro en las elecciones de Brasil ha puesto otro clavo en el ataúd de la ideología que intento ser hegemónica en el Continente y trasladarse incluso a Europa con partidos como Podemos o, al menos, sus principales dirigentes.

 

Quizá por eso nadie ha rabiado más por el éxito de un presidente controvertido, presentado como un radical de ultraderecha que, sin embargo, ha contado con el respaldo del 55% de los brasileños, hartos de la mezcla de corrupción, crisis y violencia que ha caracterizado los últimos años de gestión de la izquierda tras unos primeros brillantes de Lula da Silva.

Monedero llegó a afirmar que si ganaba Bolsonaro, volverían las "ejecuciones en barrios populares"

Aunque el partido morado no ha madrugado para enjuiciar las Elecciones, cuyo escrutinio final se conoció bien entrada la noche, durante los últimos días ha dado sobrada prueba de hasta qué punto se toma la cita brasileña como un asunto doméstico.

Su diputado Rafael Mayoral, uno de los nombres más influyentes del partido, ha permanecido los últimos días en el país carioca, y resume en un mensaje de madrugada la inmensa decepción por el designio de las urnas: "Hoy el miedo ha vencido a la esperanza, Bolsonaro Presidente de Brasil. “La cosa” no sólo está en Brasil pronto la veremos en las elecciones europeas. Para enfrentar a “la cosa” es necesario articular el protagonismo popular".

Los excesos de Monedero

Es una reflexión incluso suave para las que ha empleado todo Podemos contra Bolsonaro, un dirigente sin duda polémico que, no obstante, ha prometido pacificar el país y ya ha recibido la felicitación de líderes de todo el mundo, con Pedro Sánchez y el propio Nicolás Maduro incluidos.

 

 

La opinión real la dejó Juan Carlos Monedero hace apenas unos días, con un mensaje apocalíptico en el que llegó a decir que una eventual victoria del hoy ya ganador volvería a traer los crímenes políticos a los barrios brasileños. De "una amenaza para el mundo, no sólo para Brasil", lo calificó la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un artículo escrito a varias manos. 

El primer discurso del presidente

Mientras, el ganador de los comicios ya ha hecho sus primeras declaraciones, evidenciando una moderación que no tuvo como aspirante y pretende tranquilizar a los escépticos. Así, se ha declarado preparado para cumplir con todas las promesas de campaña.

 

"Todos los compromisos que hicimos, los asumiremos (...) estoy muy agradecido por la confianza", ha proclamado en su primera comparecencia ante los medios brasileños.  "Comenzaremos a ser un gobierno que pueda colocar a Brasil en un lugar importante", ha manifestado.

 

 

Bajón de Podemos

Bolsonaro se ha alzado con la victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil con un 55,54 por ciento de los votos, según el Tribunal Electoral. Su rival, el candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, obtiene por el momento un 44,46 por ciento de los votos, de acuerdo con los datos publicados por 'O Globo'.

El Tribunal declarado la victoria de Bolsonaro estas cifras con un 94,4 por ciento de los votos escrutados. Ni sus declaraciones más terribles, en cuestiones raciales e incluso sexuales, han podido con la sensación de los brasileños de que tiene mejores recetas socioeconómicas que los Podemos cariocas.

Comenta esta noticia
Update CMP