19 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arrimadas noquea a Sánchez y revela que ni siquiera se digna a contestarle

Sánchez, este viernes saludando a las presidentas del Congreso y Senado.

Sánchez, este viernes saludando a las presidentas del Congreso y Senado.

La ausencia de los grandes valedores del líder del PSOE ha marcado la solemne recepción del 6-D. Y lo que ha contado la portavoz de Cs sobre la reunión que le pidió al presidente.

Del panorama particular que atraviesa la política española sirva este ejemplo: tanto el discurso de la presidenta del Congreso como los mensajes de los líderes en defensa de la Constitución han ido dirigidos precisamente a aquellos que no los podían escuchar en directo y que reniegan de la festividad. Nada que objetar si no fuera porque son esos precisamente los socios de Pedro Sánchez.

Así que ni Aitor Esteban (PNV), ni Gabriel Rufián (ERC), ni Laura Borrás (Junts) ni Mertxe Aizpurua (Bildu), se han dignado a acudir a la solemne recepción en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, donde han coincidido Pedro Sànchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias e Inés Arrimadas. Santiago Abascal ha elegido Barcelona, para Vox "epicentro" del golpe contra la misma Carta Magna hoy homenajeada.

En su breve mensaje a los periodistas, Sánchez -el único que no ha admitido preguntas de los periodistas-  ha reivindicado en el 41 aniversario de la Constitución el "diálogo" y el "pacto entre diferentes" como vía para superar el actual bloqueo político y poder formar un nuevo Gobierno que aumentará los compromisos de España en la defensa del medio ambiente y que hará que ésta sea una legislatura "verde". Un diálogo que no practica, como ha revelado Inés Arrimadas.

Sánchez ha querido poner en valor también "la vigencia y la fortaleza de los derechos y libertades que ampara la Constitución", entre los que se ha referido a la "igualdad real entre hombres y mujeres", pero también al derecho a un trabajo, vivienda y pensión dignas y a una educación y sanidad de calidad.

Pero son palabras huecas, sobre todo tras escuchar el reproche que antes le ha hecho la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que ha revelado como La Moncloa está despreciando su petición de reunión a tres.

Arrimadas ha defendido la unión de los partidos que sí defienden esos valores constitucionales y ha apostado por que, igual que hicieron los políticos de la Transición, el PSOE, el PP y Cs dejen a un lado sus diferencias y se pongan de acuerdo.

Y ha revelado que aún no ha recibido una respuesta de Sánchez a su propuesta de que se reúna a la vez con el líder del PP, Pablo Casado, y con ella misma. Según ha detallado, desde Cs volvieron a contactar este jueves con el gabinete del presidente para hacer hincapié en que ese encuentro es necesario. Sin respuesta, el desprecio más absoluto.

También el líder del PP ha acusado a Sánchez de intentar "blanquear" a Podemos y ERC y ha confirmado que el PP se opondrá a la "agenda de ruptura" de pretende el líder socialista. "Venimos a reivindicar la Constitución y creo que cualquier plan que conocemos por Pedro Sánchez va contra la Constitución", ha enfatizado Casado.

Casado ha lamentado que Sánchez haya "elegido a los enemigos de la Carta Magna", en una decisión "libre, meditada y deseada" dado que, según ha dicho, es la "cuarta vez que lo intenta" desde 2016.

Batet, a lo suyo

"Vamos a seguir insistiendo en esa reunión a tres porque es la propuesta más sensata y la más necesaria", ha recalcado, afirmando que un acuerdo entre el PSOE, el PP y Cs es "el único que puede dar estabilidad al país, cerrar la puerta en las narices a los nacionalistas y abordar las reformas" que necesita España.

Por su parte, en su discurso institucional, la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha vuelto a lanzar un guiño a los independentistas. Ha llamado a quien defiende la Constitución de 1978 a "esforzarse" por integrar en ella y sus valores "a quienes se puedan sentir alejados o excluidos".

Comenta esta noticia
Update CMP