25 de noviembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las impactantes revelaciones de María Jiménez en su regreso a los escenarios

María Jiménez en el Starlite de Marbella

María Jiménez en el Starlite de Marbella

La artista ha vuelto a actuar frente a su público tras casi dos décadas. Ello hizo que fuera muy feliz, aunque asegura que aún necesitaría muchos años para cumplir lo que le queda por hacer.

 

 

Hay artistas que no pasan de moda, es el caso de María Jímenez. Hacía casi dos décadas que no la veíamos sobre un escenario, pero su reaparición ante el público no pudo tener mejor acogida en el festival de la Starlite de Marbella.

Permaneció en sus silla de ruedas por los problemas de movilidad que viene sufriendo desde hace tiempo, sin embargo eso no fue impedimento para que la artista lo diese todo ante un público que esperaba con ganas disfrutar del concierto, posiblemente el más especial de su carrera artística, sobre todo si recordamos que el pasado año su vida corrió serio peligro a causa de una obstrucción intestinal que la llevó a estar tres meses en la UCI y a temer por su vida.

Arropada por otros artistas y buenos amigos como Pitingo, Mari Peña, Remedios Amaya y Raimundo Amador, la sevillana lo dio todo ante los incondicionales fans y asistentes al concierto que la vitorearon y aplaudieron a rabiar.

María Jiménez y Pitingo en el Starlite de Marbella

El repaso a sus temas más legendarios como Con golpes de pecho, Te estás pasando de la raya, o Se acabó levantaron a un auditorio completamente entregado.

ESdiario ha hablado con María, cuando aún pasados unos díaas  saborea la resaca emocional de una noche tan especial: "Ha sido una sensación única, es como un sueño y sigo soñando. Aún no me lo puedo creer, hacía muchísimo tiempo que no era tan feliz. He recibido cientos de felicitaciones de compañeros artistas, las críticas han sido muy buenas y sentir el calor del público con todo lo que he pasado me ha dado aún más fuerzas de las que tengo. Este concierto me ha hecho sentir lo mismo que cuando me subía a un escenario con treinta años, además saber que mi hijo Alejandro y mis nietos estaban allí viéndome me ha fortalecido más aún. Ahora mi nieto que tiene casi dos años me dice constantemente : 'bueli cántame una canción', me emociona mi niño", cuenta la sevillana.

Hablo con María y conociéndola por entrevistas de un pasado siento un pálpito especial en su forma de expresarse, de hablar, el ánimo está arriba y las ganas de vivir también: "Me siento con ganas de vivir 70 años más, siento el deseo de hacer muchas cosas y de recorrer mucho camino aún". El ánimo le ha llevado a tal punto que tres días después del concierto de Starlite en Marbella y tras verla en la silla de ruedas me cuenta que acaba de dar unos primeros pasos apoyada ya es un bastón: "Empiezo ahora a caminar con bastón y voy agarrada a una persona que me ayuda, todo es  fruto seis meses de rehabilitación diaria, pero también de mis ganas de vivir y de volver a comerme el mundo como cuando estaba en lo más alto de mi carrera".

María Jiménez en el Starlite de Marbella

María se prepara para una nueva reaparición prevista para el próximo mes de octubre cuando presente su nuevo disco que ha grabado durante el confinamiento y que llevará por título La vida a mi manera, compuesto por temas versionados de otros artistas. Un trabajo que promete si recordamos que el último lanzamiento de María Jimenez con Miguel Poveda Que felicidad la mía es un éxito imparable en YouTube que alcanza casi los siete millones de visualizaciones.

A sus setenta años María Jimenez sigue derrochando fuerza y temperamento que se se ha endulzado con el tiempo y con el cariño que recibe de su público y de su familia, especialmente el de su hijo y su nieto con quien pasa buena parte de su tiempo. Nuestra charla con María transcurrió mientras la artista disfrutaba de una comida con los suyos en un restaurante de la playa de Conil.

Comenta esta noticia
Update CMP