10 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

C's recrudece su "OPA hostil" contra el PP: "La legislatura será insoportable"

Los populares han asumido que Ciudadanos va a hacerles la vida imposible.

Los populares han asumido que Ciudadanos va a hacerles la vida imposible.

Los populares se lamentan de que no han tenido ni tendrán un solo minuto de tregua con Albert Rivera, que se ve en la cresta de la ola y se ha puesto como meta "vaciar" el partido de Rajoy.

No es que Mariano Rajoy lo haya tenido fácil, pero en Génova son conscientes de que tienen que hacer frente a tiempos especialmente difíciles. Tan difíciles que ya nadie se atreve a dar por seguro e inamovible el propósito de agotar la legislatura.

Va a depender de circunstancias no controlables por el PP y, sobre todo, de la capacidad de aguante de Rajoy y todo ello con la convicción de que el presidente “no nos va a llevar al suicidio. Tomará decisiones y lo hará sin griteríos ni dramas, pero las tomará”.

No van más allá, pero es razonable plantearse la duda de si con estas afirmaciones se pueden estar refiriendo a un eventual adelanto electoral, e incluso a su retirada como candidato. El asunto es tabú en las filas populares.

Con el propósito, entre otros, de que los barones se explayen y pongan encima de la mesa todas sus ideas e iniciativas, Rajoy ha convocado cónclave de barones en la sede central del PP para el próximo lunes. De acuerdo con las fuentes consultadas por ESdiario, uno de los objetivos prioritarios es establecer “unidad de discurso” y dan por seguro que Rajoy pedirá “temple y trabajo” ante los meses que se avecinan.

El triunfo de Ciudadanos en Cataluña ha dado un vuelco al clima de la propia legislatura, que según algunos diputados “puede resultarnos insoportable, porque ya llueve sobre mojado”. Sostienen tanto en el grupo parlamentario como en la cúpula del PP que “pocos partidos habrá en Europa que hayan soportado tanto como nosotros. Es verdad, que, en ocasiones, por errores propios pero lo cierto es que no hemos tenido un minuto de tregua”.

Creen que no la tendrán aun cuando se aprueben los Presupuestos, cosa que todavía esta por ve. Aunque el criterio mayoritario es que las cuentas publicas saldrán adelante porque es en ellas en donde toman cuerpo las propuestas de Ciudadanos.

Albert Rivera, este pasado miércoles en su pregunta a Rajoy en la sesión de control.

 

La propuesta quasi soberanista del PNV ha introducido en el puzle una dificultad añadida que, no obstante, se considera sorteable en la medida que tienen la certeza de que Urkullu no será, en ningún caso “un Puigdemont bis”.

Es más definitivo para poder contar con el apoyo del PNV que se solvente la situación catalana, sabiendo que es precisamente a los nacionalistas vascos a los que menos importaría un eventual adelanto electoral.

Rajoy va a pedir a sus barones y a sus candidatos “temple y trabajo” ante los meses que se avecinan.

Y el primero en no estar dispuesto a dar tregua alguna es Ciudadanos, que se ve en la cresta de la ola. Convencidos de que este es su momento, su estrategia, en absoluto disimulada, es “vaciar” al PP. No solo con el fichaje de gentes provenientes de ese partido, sino sobre todo en asuntos que llegan a la opinión pública, como es el de la corrupción. Han llegado a afirmar que Rajoy tapa a los corruptos.

En el PP ven una clara contradicción entre el discurso “encarnizado” de Rivera y la incoherencia que supone no alentar una moción de censura “para echar a quien el considera un delincuente. Solo un delincuente tapa a los corruptos”.

La indignación en el PP es perfectamente descriptible, convencidos, al mismo tiempo, de que si a alguien le conviene - “o cree que le conviene”- que la legislatura no vaya al traste es precisamente a Ciudadanos, que necesita tiempo y estructuras suficientes para hacer frente, sobre todo, a las municipales.

Ante esta situación y desde hace ya algún tiempo, La Moncloa ha decidido modificar su estrategia: mayor presencia de ministros en los medios, iniciativa legislativa y movilización del partido para las próximas elecciones municipales y autonómicas.

Pensando en las primeras, ya desde diciembre, el PP tiene en su poder un amplio trabajo de campo que abarca a miles de municipios con el fin de aproximarse al perfil más adecuado para los candidatos a las alcaldías. Lo que se descarta de manera taxativa es que Rajoy vaya a abordar una remodelación del Gobierno. Los propios ministros lo dicen así: “Estamos aquí para quemarnos y luego, todos a casa”.

Rajoy, adelantan fuentes de Génova, va a pedir a los barones “temple y trabajo”. Temple para hacer frente al “todos contra el PP” y trabajo “para ganar las elecciones” que, auguran, serán muy reñidas.

Comenta esta noticia
Update CMP