22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Espinar miente con una foto para dañar a Cifuentes y Twitter le vuelve a hundir

Ramón Espinar y Cristina Cifuentes, en una imagen reciente.

Ramón Espinar y Cristina Cifuentes, en una imagen reciente.

A este paso el senador de Podemos tendrá que pensar muy seriamente dejar las redes sociales. Aprovechando las lluvias ha querido perjudicar al PP y los tuiteros le han dado un gran repaso.

El senador de Podemos, Ramón Espinar, la ha vuelto a liar en las redes sociales. Siempre atento para dañar al PP, Espinar aprovechaba las enormes tormentas y precipitaciones sufridas en Madrid para arremeter en este caso contra la presidenta, Cristina Cifuentes, y perjudicarle políticamente culpabilizándola de las inundaciones sufridas en algunos espacios públicos. Así, Ramón Espinar, subía una fotografía en la que se podía observar los supuestos pasillos del hospital madrileño de La Paz anegado y con sábanas tratando de contener el agua. Literalmente el tuit de Espinar decía: La Paz, emblema de la sanidad madrileña, anoche durante la tormenta. Esta es la apuesta de : desmantelar para privatizar.

Pero, da la casualidad que ni siquiera conocía el hospital que se trataba y (tal y cómo vemos en el recuadro inferior) un tuitero ponía en evidencia la mentira del senador de Podemos y, de paso, le recordaba su relación con las tarjetas blacks de Caja Madrid aclarando que en realidad la fotografía era del hospital Ramón y Cajal. 

Pero, tras la mentira inicial, llegaban los continuos "zascas" al podemita por su oportunismo a la hora de tratar de sacar tajada de una tormenta y comenzaba la tunda de palos, con un importante número de tuiteros que hacían una contundente recopilación del estado de las calles de Madrid, donde gobierna su compañera de partido, Manuela Carmena

Muchos otros, tiraban también de ironía, asegurando que Podemos si gobernase podría decidir también sobre la meteorología y administrar el tiempo y la lluvia. Es decir, el viejo sueño de la humanidad de poder manejar los elementos.

Muchos tuits, un gran número de ellos, recordaron también la manipulación del "agua" por parte del senador y aprovecharon también su condición de "especular" con los pisos e incluso pidiéndole que menos criticar y más echar una mano, por ejemplo "achicando" agua.

En definitiva, una tunda de palos que aún a estas horas sí que está inundando el Twitter de Ramón Espinar con la palabra que se utiliza en estos casos: "zascas".

Comenta esta noticia
Update CMP