18 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los PGE ya van camino del Senado con apenas el 54% de apoyos

Eso significa que los presupuestos para 2021 han tenido 189 votos a favor, más de los que tuvo Pedro Sánchez en su investidura. Aún así, son los que lo harán con menos diputados desde 1978.

El Gobierno, con el respaldo que le han dado hasta 11 formaciones políticas representadas en el Congreso de los Diputados, prevé tener la aprobación definitiva de las cuentas públicas antes de Navidades y acabar con las prórrogas de los Presupuestos de 2017 de Cristóbal Montoro. El 1 de enero de 2021 los nuevos PGE entrarán en vigor, los primeros desde que Pedro Sánchez fue investido presidente en 2018. Son las cuentas con menos diputados apoyándolas desde la Constitución.

Una tramitación acelerada de las cuentas en el Congreso –y así se prevé también en el Senado–ha comprimido los plazos con el fin de llegar al 1 de enero con las cuentas aprobadas, pese a presentarse con un mes de retraso respecto al plazo marcado por la Constitución. A su paso por el Congreso, el proyecto ha sido objeto de modificaciones derivadas de los diferentes acuerdos con los socios presupuestarios, ya que el Gobierno ha rechazado pactar ninguna enmienda con cualquier formación que no fuera ‘amiga’ a sus Presupuestos. Sólo una enmienda pactada por el PSOE con Cs escapó a ese criterio cuando los ‘naranjas’ aún se postulaban como socios.

La ausencia de Vox, que rechazó presentar enmiendas, facilitó las votaciones en Comisión. Ya en Pleno, con todos los diputados participando, la oposición logró ‘colar’ hasta 18 enmiendas parciales en contra del criterio del Gobierno: 15 de ERC y otras tres de Junts. Y es que los 155 votos del PSOE y Unidas Podemos no han podido rechazar propuestas puntuales de ERC y Junts, cuando estas han sido apoyadas por el PP, Vox, Cs y otras formaciones, socios presupuestarios incluidos.

Con ellas, el Congreso ha limitado la subida del IVA a los productos azucarados -para no aplicarla a lácteos edulcorados, y ha aumentado sustancialmente el gasto en partidas como la Dependencia –aumenta en 566 millones para las comunidades, doblando hasta los 2.600 millones lo recogido en las cuentas de 2018–, pero también en el ámbito educativo e industrial.

Y es que de fondos europeos el Congreso ha dirigido 1.500 millones para un plan de recuperación de empleo industrial en zonas afectadas por los cierres, 370 millones para Educación Infantil, FP y el programa de refuerzo de Primaria y Secundaria. También se recogen en las cuentas un fondo de 275 millones para el transporte público municipal.

Al Pleno del Congreso los Presupuestos llegaron con acuerdos para movilizar más de 250 millones de sus cuentas y varias modificaciones legales en el articulado de la ley. Ya en ponencia se sumaron enmiendas del PSOE y Unidas Podemos, como la ‘congelación’ de sueldos del Gobierno, los pactos con el PNV –-eliminar la subida fiscal al diésel, un plan renove de 50 millones para la industria e inversiones territoriales– e inversiones impulsadas por el PRC y Teruel Existe.

Las cesiones a cada  formación van desde la moratoria de cotizaciones a la Seguridad Social a cambios en la contratación de docentes e investigadores pasando por infraestructuras e inversiones en I+D prometidas a cada territorio según sus reclamaciones, con fuertes inversiones ferroviarias como petición más común.

Comenta esta noticia
Update CMP