19 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rajoy sorprende al revelar cómo fueron los últimos días que pasó en Moncloa

Rajoy, en la Convención del PP

Rajoy, en la Convención del PP

El expresidente ha roto brevemente su silencio para hablar de una de sus pasiones, pero aprovechó también para describir su "solitaria" salida del poder y su actual rutina.

Salvo algunas palabras sueltas, y sus breves intervenciones públicas, el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mantenido en escrupuloso silencio desde que el pasado junio fue desalojado de La Moncloa por la moción de censura de Pedro Sánchez. Pero en las últimas horas, y con no poca sorpresa, ha roto este silencio y ha dejado alguna perla sobre su salida de la política.

Fue este lunes por la noche, en Onda Cero, tras asistir a la entrega de los Premios Anuales del Deporte 2018 que otorga la Asociación de la Prensa Deportiva de Madrid, y fue para hablar precisamente de su gran afición, el deporte.

Rajoy, que intervino en la pasada Convención Nacional del PP en la que fue ovacionado por los suyos, no se refirió a la política en la breve entrevista pero sí aludió a su salida del poder para minimizar su cambio de vida. Según confesó, le "ha costado muy poco" salir de ese tipo de vida: "El 31 me fui a dormir a mi casa, el 1 fue sábado, el 2 era la toma de posesión... No me ha costado y francamente estoy muy a gusto", dijo.

Además, ha señalado que en la Presidencia del Gobierno no se está "demasiado acompañado" en los "momentos difíciles", a pesar de contar con asesores y colaboradores. "Siempre hay decisiones que tiene que tomar uno y no queda el recurso de mirar hacia arriba porque no hay nadie allí", comentó.

 

Rajoy aseguró que ahora como expresidente cuenta con una secretaria y con seguridad, al tiempo que ha reconocido que él se ha "acostumbrado" a estar observado porque son "muchos años" en política. A su entender, "hay que ser positivo en cualquier faceta de la vida" porque "enfadarse no sirve para mucho, más bien al contrario".

El expresidente relató que ahora trabaja "de lunes a viernes" y que, como registrador mercantil, puede comer "muchos días en casa" y cena allí "todos los días".

Mejor al Bernabeú que a un mitin

Confesó también que para él "es mucho más cómodo asistir a una gala del deporte" que a un acto político y contó que quiere "volver algún día a ver el fútbol" en el Santiago Bernabéu como abonado.

Horas antes, en la entrega de premios, se pronunció sobre el Real Madrid y vaticinó que Vinicius será un "gran jugador" en el futuro. Sobre la crisis abierta en su equipo, apuntó que "ayer, contra el Espanyol, jugó bien. En el partido de la Copa del Rey ante el Girona y contra el Sevilla, también. En los últimos tres partidos, que son de los que me acuerdo, estupendamente".

También habló del fichaje del exmadridista Álvaro Morata por el Atlético de Madrid y lo comparó con el caso del alemán Bernd Schuster: "Schuster se fue del Barcelona al Real Madrid y al Atlético de Madrid, y continúa por ahí".

 

Comenta esta noticia
Update CMP