11 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pablo Iglesias se conforma ya con ser ministro de Deportes Raros con Sánchez

El líder de Podemos le envía a Sánchez su nueva lista de peticiones: irse de fin de semana juntos, llamarse "tronco", coordinar La 2 en agosto o ser ministro de Deportes raros.

 

 

Pablo Iglesias no aceptará un Gobierno de cooperación y, tras su último encuentro con Pedro Sánchez, ha anunciado que llevará hasta el final su exigencia de coalición entre el PSOE y Podemos. Eso sí, para facilitar el acuerdo, no pedirá el oro y el moro y se conformará con encargos que, según su entorno, "son muy relevantes", aunque al oírlos un niño que pasaba por allí se hiciera sus cosas encima de la risa.

Así, según ha sabido El Pato Cojo, Iglesias ha trasladado a Sánchez una lista de exigencias "de primer orden" para exhibir la sintonía y estabilidad entre ambos, una aspiración a la que el dirigente morado no va a renunciar hasta que renuncie, afirman en su entorno más cercano.

 

"Va a ser ministro de Deportes Raros", explican a este Pato las mismas fuentes, antes de detallar el formidable espectro de actuación que el cargo le daría: bolo leonés, curling, petanca en playa, waterpolo de secano o lanzamiento de queso por una loma serían, entre otros muchos, ámbitos de pleno predominio de Iglesias para desarrollar políticas activas.

Y no queda ahí la cosa. En el duro documento de exigencias, Iglesias le reclama a Sánchez pasar al menos un fin de semana juntos al año, poder llamarle "tronco" y participar en la coordinación de RTVE: se especula con que podría hacer y deshacer a su antojo en La 2, en el horario de madrugada de agosto, aunque no se descarta que también pueda responsabilizarse del departamento de carta de ajuste.

Más encargos

También se permitiría representantes de Podemos ser agregado comercial de España en  Tombuctú, elegir la cubertería y el menú en las cenas oficiales en La Moncloa o, entre otras influyentes delegaciones, organizar las vacaciones del personal del Jardín Botánico y un ciclo de conciertos de cantautores en Burgo de Osma.

"Estamos satisfechos, a esto no puede decirnos que no, pero si nos dice que no tendremos que reajustar la propuesta, que más triste que de pedir es de robar", concluyen fuentes de Podemos entusiasmadas por todo.

Comenta esta noticia
Update CMP