06 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las redes se prenden fuego con Echenique por presumir de aplaudir como nadie

Pablo Echenique, portavoz del PP en el Congreso

Pablo Echenique, portavoz del PP en el Congreso

El portavoz de Podemos se ha ganado todas las críticas por sus intervenciones despectivas en el Parlamento y las redes. Pero ahora le han respondido como nunca.

El portavoz de Podemos, Pablo Echenique sostenía hace apenas un mes que la pandemia en España estaba "absolutamente controlada" y que sostener lo contrario era una campaña de la "ultraderecha" y de los medios de comunicación críticos y "la tertulianez" para minar al Gobierno.

Apenas cuatro semanas después, España es el país del mundo con más víctimas mortales por millón de habitantes, multiplicando por 35 las de la vecina Portugal, gobernada también por la izquierda con el respaldo del "Podemos luso", donde se tomaron decisiones sanitarias que aquí se demoraron con consecuencias fatales.

Pese a eso, Echenique ha adoptado ahora el discurso más duro contra la oposición, denunciando a diario la supuesta deslealtad de todos los que se preguntan por la dramática virulencia del COVID-19 y negándose a expresar cualquier autocrítica por la deficiente gestión.

 

Su falta de contención al respecto se ha sintetizado en un mensaje reciente en el que, pese al tremendo dato de que España también es el país del mundo con más sanitarios infectados por la ausencia de material de protección, el portavoz de Podemos presumió de aplaudirles en un controvertido tuit en su perfil personal.

En el mismo, que difundió a la misma hora en que millones de españoles salen a diario a los balcones a aplaudir a médicos y enfermeras, Echenique quiso ponerse al frente de ellos bromeando con que incapacidad para mover las manos y sustituyendo el gesto por emoticonos de manos aplaudiendo. Pero lejos de recibir a cambio una respuesta entrañable, todo el rencor que ha generado provocó una cadena de réplicas de lo más mordaces:

 

 

No fue el único reproche duro que el delegado de Pablo Iglesias en el Parlamento recibió, tras su contundente intervención y pese a la huella visible de su discurso previo. Otros ciudadanos se irritaron con sus desprecios a Santiago Abascal y a VOX, y le respondieron igualmente con rotundidad.

 

Nada de ello detendrá los discursos y mensajes de Echenique, cuya resistencia a las críticas se ha demostrado, prácticamente desde el inicio de su carrera, inasequible al desaliento.

Comenta esta noticia