18 de noviembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La DGT planea mimar a los coches compartidos

La nueva propuesta tecnológica DGT 3.0 permitirá a los vehículos estar conectados a una base de datos. Según los datos que presenten, la compañía les otorgará una pegatina de recompensa.

Las posibilidades para desplazarse son infinitas en la actualidad. Además del transporte público, son muchas las oportunidades que han ido surgiendo a lo largo de los últimos años. Una de las aplicaciones más conocidas de transporte podría ser BlaBlaCar, la herramienta que permite compartir vehículo para trasladarse a otra ciudad. En este sentido, los coches compartidos han adquirido mucha fuerza, hasta convertirse en uno de los transportes más utilizados en la actualidad.

En concreto, la AECar-sharing estima que este negocio incrementará su base de clientes en un 115% con respecto a lo registrado en 2014, alcanzando los 70.000 usuarios anuales a final de 2016. Con esta práctica, se estima que el consumo de energía y de emisiones disminuye un 64%.

Para unificar y visibilizar estos servicios, la Dirección General de Tráfico planea la preparación de un paquete de medidas muy potente, con el que los vehículos contarán con “una etiqueta identificativa, un epígrafe propio en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas y una normativa específica, con su propia señalética para ayudar al desarrollo de este producto de movilidad en las ciudades”, según explicó la compañía en la IV Conferencia Española de Car-Sharing.

Este proyecto se hace posible gracias a la propuesta tecnológica DGT 3.0, que incrementa el flujo de información sobre circulación, vehículos o accidentes en carretera. De esta manera, los coches compartidos estarán a partir de septiembre conectado a una base de datos que identificará a cada vehículo según las características presentadas, la empresa que lo opera y los servicios que presta.

Así, según el grado de implicación que tenga el vehículo en el proyecto de movilidad sostenible, la DGT le asignará determinados privilegios. De esta manera, el objetivo que busca la compañía es el de reducir las emisiones, minimizar las congestiones y cumplir la hoja de ruta de cero fallecidos y lesionados. Asimismo, la DGT planea para un futuro próximo la creación de una guía de buenas prácticas en car sharing para municipios. También piensa en aceptar la libre circulación de estos coches compartidos en los carriles Bus-VAO.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia