15 de diciembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las duras confesiones de Raquel del Rosario sobre la salud de su hijo mayor

Raquel Del Rosario.

Raquel Del Rosario.

La ex de El Sueño de Morfeo lleva un vida familiar muy discreta en Los Ángeles junto a su marido, Pedro Castro, y sus dos hijos. Lejos de titulares ahora ha vuelto a ellos con una revelación

La cantante Raquel de Rosario algo alejada del primer plano mediático y más centrada en su familia en los últimos ha vuelto a protagonizar titulares tras sincerarse con todos sus fans y seguidores en su blog Planeta Particular.

La exsolista de El sueño de Morfeo ha publicado un nuevo post, titulado El Niño Hada, que no ha dejado a nadie indiferente.

Y es que ese ha sido el título elegido para desvelar que su hijo mayor, Leo, de cinco añitos de edad padece un trastorno. Aunque siempre fue consciente de que era un niño diferente ("no dijo una palabra hasta los cuatro años") ahora ha relatado el periplo que ha tenido que vivir toda la familia hasta que les han dado un diagnóstico.

Raquel ya sabe que su hijo tiene autismo y por eso ha entrado dentro del programa de niños  con TEA (Trastorno del Espectro Autista), algo que ha supuesto un alivio para ella ya que "supe que iba a empezar a trabajar con gente especializada y, sobre todo, que iba a relacionarse con niños que veían el mundo de una forma similar a como él lo hacía".

La exmujer de Fernando Alonso ha querido entrar en detalles para describir las dificultades con las que se ha encontrado para explicar lo que le sucede a su hijo, ya que dentro del autismo hay muchos y diferentes niveles.

Con la intención de normalizar una situación con la que muchas familias pueden sentirse identificadas, Del Rosario habla también de las malas caras que se ha podido encontrar en el parque y por las que se ha sentido "desbordada pidiendo perdón cada dos por tres porque Leo no entiende de turnos, de que los juguetes tienen un dueño y las cestas de picnic también. Soportando miradas y comentarios porque simplemente parece un niño maleducado que se frustra y patalea si le dices que no puede hacer algo".

Su valentía y su sinceridad le han valido un aluvión de mensajes de apoyo por parte de miles de seguidores, que no han dudado en aplaudir este paso al frente para normalizar las necesidades de niños como Leo. 

Por su parte Raquel del Rosario, que ahora vive en Los Ángeles junto a su marido, Pedro Castro, y sus dos hijos, Leo y Mael, no ha dudado en agradecer a todos sus palabras de apoyo y solidaridad.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

Me siento abrumada, no se que decir ante esta oleada de cariño. Que difícil es a veces abrir el corazón, mostrar nuestra vulnerabilidad, nuestros miedos y vergüenzas. Pero una vez lo hacemos, que liberador es sentir como se produce una sanación. Llámenme loca, pero creo haber visto un gesto de agradecimiento en la mirada de Leo esta mañana. Además, ha usado por primera vez la palabra “outside” para indicarme que quería salir a jugar. OUTSIDE (afuera)... Abrir el corazón y dejar salir. Que bonito ha sido leerles, descubrir a tantas familias de niños hada, que mágico es compartir y sentir que no estamos sol@s. Cada individuo es único, especial e irrepetible, y algunos vienen a recordarnos de una forma un tanto peculiar que el mundo necesita cambiar la mirada. Solo el amor es real. TEA-MO GRACIAS @pedrocastro1

Una publicación compartida de Raquel Del Rosario (@raqueldelrosario) el

Comenta esta noticia
Update CMP