09 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Eurozona será la más afectada por la crisis del coronavirus en China

Los expertos pronostican un impacto de más de 2 puntos de menor crecimiento acumulado en la economía del gigante asiático, lo que llevaría a situarse por debajo del 4% en 2020.

Los efectos directos en el resto del mundo provendrían de la contracción de las importaciones, en especial de la importación de servicios (turismo), a la par que de los retrasos en la exportación de productos con insumos intermedios con origen en China. Así, el efecto directo global podría ubicarse en torno a 50 puntos básicos menos de crecimiento, hasta estabilizarse en tasas cercanas al 2,6% durante el 2020.

Por regiones, los mayores efectos se situarían en la región de Asia Pacífico, con hasta 100 pbs de menor crecimiento debido la caída de del turismo y de la producción deslocalizada, seguido de los exportadores de materias primas, África y Latinoamérica, en donde podría esperarse cerca de 75/50 pbs de menor crecimiento en promedio a lo largo de 2020, respectivamente. Entre los mercados desarrollados, la Eurozona es la que podría llegar a sufrir el mayor impacto dada la integración con el mercado chino, así como el punto de partida de mayor atonía de la actividad en general.

Desde la perspectiva del canal de expectativas, la naturaleza incierta de la crisis y sus ramificaciones puede generar un proceso de aversión al riesgo global con efectos en la actividad y en las carteras como el originado con la crisis soberano financiera china de 2015, que condujo a salidas masivas de flujos de cartera, requerimientos de mayor colateral (contracción del crédito) y depreciaciones fuertes que, en última instancia, se apreció como un tensionamiento extremo de las condiciones financieras globales.

El temor a que la propagación de la epidemia del coronavirus Covid-19 fuera de China se transforme en una pandemia global ha provocado caídas superiores al 3% en el precio del barril de petróleo, que cotizaba en mínimos desde principios de febrero, en previsión de que la demanda global se vea lastrada por el virus, mientras que activos refugio como el oro o el paladio escalaban a nuevos máximos.

Comenta esta noticia
Update CMP