22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Trapero se libra de la cárcel pese a las pruebas sobre su papel cómplice el 1-O

El exmayor Trapero, este viernes a su llegada a la Audiencia Nacional.

El exmayor Trapero, este viernes a su llegada a la Audiencia Nacional.

El Ministerio Público había reclamado una fianza de 50.000 euros. El exjefe de los Mossos endosa al expresidente fugado las decisiones y dice ahora que advirtió del riesgo.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha dejado en libertad al exjefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, y le ha mantenido las medidas cautelares que ya le impuso el pasado 16 de octubre: comparecencias quincenales en el juzgado más cercano, retirada de pasaporte, prohibición de salida del territorio nacional e indicación de un teléfono de contacto donde esté localizable. La magistrada ha rechazado la petición de la Fiscalía, que ha reclamado libertad condicionada a una fianza de 50.000 euros.

Tirar de la manta para eludir el ingreso en prisión. En el sálvese quien pueda el el que se ha convertido la estrategia de defensa de los principales líderes del procés, el exmayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, ha jugado este viernes sus bazas.

Y dado que su horizonte procesal era más que oscuro -tras las nuevas pruebas aportadas a la causa por la Guardia Civil y las revelaciones del coronel Diego Pérez de los Cobos- Trapero ha optado por endosar al expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y a su exvicepresidente, Oriol Junqueras, toda la responsabilidad sobre la actuación de la Policía catalana antes y en la jornada del 1-O.

Según fuentes jurídicas, Trapero ha relatado a la magistrada que en varias reuniones, advirtió a sus superiores  de que la Policía y la Guardia Civil efectuarían cargas policiales para evitar la apertura de los colegios electorales. Y, según han informado varios medios catalanes, que propuso que la consulta se realizara en locales privados ya que, a su juicio, lo permitía la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que ordenaba solo cerrar los centros escolares habilitados para el referéndum ilegal.

La juez Lamela ha adoptado su decisión de mantener en libertad a Trapero después de que la Fiscalía haya pedido libertad sujeta al pago de una fianza de 50.000 euros. El Ministerio Público ha solicitado esta medida cautelar al término del interrogatorio, que se ha prolongado durante más dos horas.

Ha sido muy comentada la ausencia de los habituales diputados y senadores del PDeCAT y ERC que han acompañado siempre a los dirigentes independentistas cuando han acudido a declarar a la AN o al Tribunal Supremo.

 

Trapero llegando junto a su abogada a la Audiencia. Los políticos le han dejado solo. Ni rastro de los habituales del PDeCAT y Esquerra.

 

Se trata de la tercera comparecencia de Trapero en calidad de investigado tras el inicio de la investigación el pasado mes de septiembre por los incidentes ocurridos durante los registros en la Consejería de Economía de Barcelona los días 20 y 21 de septiembre.

Tras el último interrogatorio el pasado 16 de octubre, la titular el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional le dejó en libertad con medidas cautelares tales como comparecencias quincenales en el juzgado más cercano, retirada de pasaporte, prohibición de salida del territorio español, indicación de un teléfono de contacto donde esté localizable "inmediatamente" e indicación de una persona para que reciba cualquier tipo de notificación.

Cuatro meses después Lamela le ha vuelto a citar por la imputación de un nuevo delito de sedición al entender que existió un "plan premeditado" en los Mossos y una "total inactividad" para evitar la celebración de la consulta ilegal. 

Comenta esta noticia
Update CMP