Todos dicen que es Catalá

El secreto mejor guardado de la calle Génova parece que no lo es tanto porque este lunes en el PP valenciano todo el mundo felicitaba a María José Catalá.

Ha sido antes, durante y después de la Junta Directiva regional de reinicio de curso tras el paréntesis navideño. Que es en realidad una carrera ya sin pausa hacia las convocatorias electorales de mayo. A María José Catalá, diputada autonómica y ex-alcaldesa de Torrent, sus compañeros ya la ven como candidata a la alcaldía de Valencia por el PP. El anuncio de la visita tantas veces aplazada de Pablo Casado a Valencia para este sábado próximo ha disparado el caudal de felicitaciones. Ella, como es natural, no dice nada.

Han sido meses de negativas de Esteban González Pons, el deseado, de especulaciones sobre ofrecimientos a otros posibles candidatos, como los juristas Manuel Broseta o Fernando de Rosa, y de búsquedas entre la sociedad civil valenciana de un perfil que pudiera sumar para el PP. Pero desde que Andalucía demostró que algo está cambiando en la política española en el PP empezaron a pensar que con su propia gente también se puede ganar. O reconquistar el poder, que no siempre es lo mismo.

El sábado Pablo Casado estará en L'Oceanogràfic desvelando el misterio valenciano. Catalá para Valencia, con Luis Barcala para Alicante, Begoña Carrasco para Castellón, y la propia Bonig para la Generalitat como teloneros.

 

 





Comenta esta noticia