06 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El 46% de los usuarios descarta cambiar de coche hasta 2022

Las dudas sobre la economía personal llevan casi a la mitad de los clientes a descartar la compra o cambio de su vehículo durante los próximos 18 meses. Solo el 20% lo haría por salubridad.

Como solución para evitar posibles contagios si tiene que usar el transporte público, ahí está la vía de negocio para los fabricantes de automoción, como mínimo lo que queda de año. Esta es una de las principales conclusiones del "Estudio global del impacto de la COVID-19 en el automóvil" de la compañía de investigación de mercados y de opinión Ipsos.

La encuesta fue realizada entre a mediados de abril pasado a 11.000 personas (mil de cada uno de los países participantes: Estados Unidos, China, Japón, Brasil, Francia, Alemania, Italia, España, Gran Bretaña, Rusia e India) con edades comprendidas entre los 18 y los 74 años. Según la responsable de negocio en Ipsos España, Alba del Río, los que ven poco probable adquirir un vehículo llegan a esta conclusión principalmente (es el caso de más de la mitad de los encuestados) por la situación de su economía personal.

El contexto no ayuda

Además, otro 45 % descarta dar el paso por el momento que atraviesa la economía nacional, que empieza a reactivarse después de que el pasado 14 de marzo el Gobierno central decretase el estado de alarma para frenar la expansión de la pandemia del coronavirus.

Entre los que muestran su disponibilidad a hacerse con un automóvil, la mayoría advierte de que no lo van a hacer inmediatamente porque creen que va a haber una "guerra de precios" y estos van a bajar considerablemente, precisa Del Río.

Preguntados por el tipo de vehículo que buscan, entre sus preferencias citan los de tamaño compacto y medio, y, algo que ha sorprendido, es que sigue aumentando la consideración de los conductores por el respeto del medioambiente lo que les lleva a optar por motorizaciones híbridas.

El 45 % de los españoles que han participado en la muestra de Ipsos quiere un híbrido, mientras que el 20% se decanta por los modelos de combustión térmica (gasolina y diésel). Tras los japoneses, los chinos y los italianos, somos los más defensores de esta tecnología.

Sin embargo, somos los menos dispuestos a adquirir un coche en general, junto a italianos y brasileños; frente a chinos, indios, brasileños, rusos o italianos, que ocupan las cinco primeras posiciones entre los más favorables a hacerse con un medio de locomoción para el transporte personal. En esa negativa de los españoles a hacerse con un vehículo en el próximo año y medio influye el que solo la mitad de los encuestados dice sentirse cómodo visitando un concesionario.

También uno de cada dos asegura que talleres, concesionarios y marcas no han estado a la altura de lo que se esperaba y que no están haciendo lo suficiente para recuperar la confianza de los consumidores, por lo que afirman que "va a ser difícil" que vuelvan a sus instalaciones, salvo a las de reparación porque "no les queda otra".

La venta online es el camino

Las recomendaciones que les hacen desde Ipsos es que inviertan e impulsen la venta a través de internet, para lo que deben hacer páginas más accesibles y claras en información y precios; que apuesten por las entregas puerta a puerta y que las pruebas de conducción las haga solo el cliente para evitar riesgos de contagio.

En abril pasado se registró el peor dato de matriculación de turismos y todoterrenos en los últimos 20 años, ya que se desplomaron un 96,5 % en comparación con el mismo mes de 2019 hasta las 4.163 unidades (esta cifra es similar a lo que se vende en un solo día en un mes normal).

Hasta abril las ventas han caído un 49 % en tasa interanual, hasta 222.866 unidades, lo que ha llevado a las patronales de fabricantes (Anfac) y de concesionarios (Faconauto) a revisar a la baja su previsión de ventas de 2020 a 700.000 unidades, entre un 40 y un 45 % menos que en 2019.

Comenta esta noticia