Sanguino, Alexis Marí, y los valencianos de Ábalos a la espera de la llamada

Mónica Oltra, Alexis Marí y Paco Sanguino.

Mónica Oltra, Alexis Marí y Paco Sanguino.

Habrá que esperar a la 'pedrea' del segundo escalón para comprobar si cargos valencianos del PSPV,de Podemos o "independientes" forman parte también del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

La semana que empieza puede mover varias fichas en el contexto político de la Comunitat y, en particular, de Alicante. El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, conformado ya con sus cuatro vicepresidentas y dieciséis ministros, abordará completar la segunda línea, donde es posible que pueda incluirse alguna cara conocida del panorama municipal alicantino o incluso de las propias Corts valencianas.

El primero que ha movido ficha ha sido Pablo Iglesias, que se ha llevado a una de sus becarias, también diputada efímera, a dirigir el Instituto de la Juventud (Injuve). Mª Teresa Pérez concurrió como ‘número dos’ de la candidatura de Unidas Podemos por Alicante en ambas citas con las urnas. En la segunda ocasión, no salió elegida, pero Iglesias debe tener un grato recuerdo de esta joven de 26 años de Petrer para haberle dado de nuevo la confianza.

Por otro lado, el eterno aspirante a trasladarse a Madrid es el socialista Paco Sanguino, actual portavoz del grupo municipal socialista. Sanguino, Francesc para sus amigos, siempre ha sonado como candidato a ocupar una alta dirección en Moncloa. La rumorología ha partido, sobre todo, de las dos grandes formaciones: PSOE y PP.

En el primer caso suele ser normal que se dispare las posibilidades de cambio. Sanguino es hombre de confianza de Ximo Puig -lo colocó de candidato en las primarias- y además tiene una trayectoria reconocida por su labor al frente de la dirección del Teatro Principal. Pero es que además, da el perfil que parece buscar en la actualidad Pedro Sánchez, que está nombrando a técnicos en lo más alto del escalafón del Gobierno central. Sea como fuere, puede ser una baza del president, aunque el PSOE local vive ahora una 'calma chicha' que no sería bueno alterar, máxime cuando Puig necesita el apoyo de la 'legión de Ángel Franco si es que aspira a repetir como secretario general.

El rumor durante estos meses de mandato sobre Paco Sanguino ha sido constante. Pero si hay un partido que desde un principio ha dado por hecho que el portavoz saltaría a la capital del aún Reino, ha sido el PP. De hecho, sus concejales no han parado de 'alimentar' la creencia de que Sanguino volaría en cuanto pudiera. Es decir, en cuanto se conformara un Gobierno. De momento no han acertado, aunque esta última semana los comentarios han aumentado quizá por no ver en algunos actos significativos al portavoz. También es una manera de contrarrestar la labor de oposición de Sanguino, sobre todo en su órdago a Luis Barcala para negociar los presupuestos de 2020.

Oltra se queda en casa

La cuota de ministros valencianos, encabezados por José Luis Ábalos, pertenecen al PSOE. Pero, qué hubiera pasado si en vez del acuerdo de  Compromís con Más País ( Más Madrid) de Iñigo Errejón se hubiera cerrado con Pablo Iglesias como apostaba la vicepresidenta del Consell Mónica Oltra. No son pocos los que piensan que Compromís tendría un representante en el Gobierno y que posiblemente Oltra, que no vive precisamente su mejor momento político, estaría sentada este martes en la mesa del Consejo de Ministros. No obstante, por si acaso, ella se ha ocupado de señalar, ante una pregunta lanzada en la sesión de este lunes de Nueva Economía Fórum, que "no quiero ser ministra".

Lo que se antoja más que probable es que el número de altos cargos afines a Ábalos se mantenga o crezca.En el anterior ejecutivo promovió, entre otros, a José Vicente Berlanga, filosofo y gerente de la Fundación Deportiva Municipal de Valencia a la empresa Nacional de Uranio (Enusa), a Ana Botella a la secretaria de Estado de Seguridad o al ilicitano Alejandro Soler a la dirección de la Entidad Pública Empresarial de Suelo.

No son pocos los nombres que están sonado con destino a Madrid. Quizá el más llamativo es el del ex portavoz de Ciudadanos en Les Corts Valencianes, Alexis Marí, quien podría tener destino una de las empresas dependientes directamente del Ministerio de Ábalos. Carolina Punset, la mujer de Marí, también ex Cs, fue fichada por el presidente Ximo Puig como asesora para asuntos europeos. Otro de los afines a Marí en el grupo de los no adscrito de la pasada legislatura, David de Miguel ha encontrado acomodo en el Gobierno de Puig como asesor en Sanidad.

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP