30 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La bomba de Bustos por la orientación sexual de Marlaska le estalla en las manos

Jorge Bustos y Fernando Grande Marlaska

Jorge Bustos y Fernando Grande Marlaska

El jefe de Opinión de El Mundo se mete en un jardín con un polémico tuit y le pasa esto, con respuestas incluidas desde dentro de su propio periódico.

 

 

 

Jorge Bustos lleva una temporada copando Trending Topics, en buena medida por las controvertidas portadas de El Mundo mostrando la morgue de IFEMA por dentro o el drama de los muertos en soledad en sus domicilios particulares: muy criticadas por unos y muy alabadas por otros.

Ahora ha vuelto al primer plano con un tuit polémico, a propósito de la "monitorización" de las redes sociales anunciada por el ministro Marlaska mientras, vaya ironía, se demuestra cómo Sanidad utiliza cuentas falsas en Facebook para aplaudir la (desastrosa) gestión de la pandemia por un Gobierno más diligente en poner mordazas que en facilitar mascarillas.

Lo curioso es que al mensaje de Bustos le acompañó una rápida respuesta de la corresponsal parlamentaria de su propio periódico, Lucía Méndez, representante del "ala progresista" de un periódico más próximo a las tesis de Ciudadanos y del PP. Esto dijo el primero sobre Marlaska y esto le respondió la segunda, su teórica subordinada en la redacción:

 

 

Pero la polémica ya estaba desatada, con el polvorín en combustión que a diario nos ofrece varias veces Twitter, esa mezcla de ring, campo de batalla y garito para noctámbulos que tan a menudo sustituye a su teórica función como plataforma de debate e intercambio de conocimientos:

 

 

Y como en toda controversia merecedora de irrupción en El Retuitero ha de tener dos posiciones claras, rotundas y lo suficientemente bien hiladas; en esta ocasión no íbamos a hacer una excepción.

Aquí tienen a otro perspicaz tuitero que recuerda cómo, algunos de los que se ponen estupendos con Bustos, se callaron cuando Dolores Delgado hizo comentarios de lo más homófobo sobre Marlaska en compañía del ínclito Villarejo:

 

 

El remate a todo lo ha puesto el propio jefe de Opinión del diario dirigido por Francisco Rosell, asumiendo su error, borrando el mensaje y replicando cortésmente a su compañera Méndez. Que haya terminado o no la polémica, ya es otra cosa. Aquí nadie hace prisioneros.

 

 

Comenta esta noticia