El gestor que nos merecemos

Mateu Alemany

Mateu Alemany

El director general del Valencia negocia la salida del club tras el cese fulminante del técnico Marcelino. Mateu ha sido como la llama en la nieve.

Mateu Alemany es, con diferencia, el mejor ejecutivo del fútbol español. Sin embargo, la afición del Valencia debería tener la sensatez de entender que no se lo merece. Y no se lo merece porque vendió su alma al diablo a mediados de los noventa y permitió que el club se lo quedaran cuatro. Cuatro que se convirtieron en uno, que más tarde lo arruinó. Una ruina que provocó que otros lo entregaron a dedo a Lim, con la complicidad de todos, desde la afición hasta la Generalitat. ¿De verdad estamos en condiciones de ponernos exquisitos eligiendo gestores de élite?

Mateu ha sido como una llama en la nieve pero su marcha es el peaje que hay que pagar por tener una entidad intervenida. Es duro, porque cada aficionado del Valencia, individualmente, se merece lo mejor. Es duro, porque la afición del Valencia, globalmente, se merece lo mejor. Pero, lo inexorable, es que el club, como sociedad mercantil, no se merece tener un gestor así, porque se ha dejado vender al mejor postor.

Mateu se irá y seguirá triunfando en otra latitud. Volverá a su isla y seguirá siendo rico. Hay que olvidarse de él. Gracias y hasta siempre. Es el gestor que el Valencia necesita, pero no el que merece. Al revés que El Caballero Oscuro y Gotham. El guardián que la ciudad se merece, pero no el que necesita.

Comenta esta noticia
Update CMP