21 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos ataca a la Corona aunque es Sánchez quien vende armas a los jeques

La cruzada de Podemos contra el Rey, sumada a la del independentismo, ya no se modera en público e incluye ataques por decisiones que, en realidad, adoptó el Gobierno.

Podemos tiene a la Corona en la mirilla y ya no lo disimula. Lo dijo el mismísimo 12 de octubre Juan Carlos Monedero, en un acto interno del partido: "Queremos romper la Monarquía". Fue el clímax de una larga estrategia de boicot que se suma a la que, de manera reiterada, mantiene el independentismo contra la Casa Real y Felipe VI, especialmente desde la caída de Rajoy.

La tensión ha crecido este lunes, de nuevo, a cuento de la negativa del Gobierno de Pedro Sánchez a dejar de vender armas a Arabia Saudí, país al que se le responsabiliza del horrendo asesinato del periodista Jamal Khashoggi y que ha provocado una reacción de veto armamentístico en naciones tan emblemáticas como Alemania. Pero no en España.

 

Lejos de dirigir sus dardos a Moncloa, Podemos lo ha vuelto a hacer contra la Corona, intentando convertir las relaciones económicas de España con Arabia, que dan empleo a cientos de personas en Cádiz, en una especie de apaño personal del Rey Juan Carlos.

La frase corresponde a Ione Belarra, diputado por Navarra y portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, que ha cogido gran protagonismo desde la reciente desaparición de Pablo Iglesias para atender a sus hijos prematuros recién nacidos.

Echenique también

"El Estado, liderado por el rey emérito, lleva décadas haciendo negocios con Arabia Saudí. La tortura y asesinato del periodista Khashoggi pone los pelos de punta y muestra hasta qué punto es una teocracia asesina. ¿Qué más tiene que suceder para que dejemos de venderles armas?", se preguntaba.

La repentina preocupación de Podemos por los periodistas, a quienes ha atacado sistemáticamente hasta el punto de provocar una queja formal de la APM, también la ha hecho suya el secretario de Organización, Pablo Echenique, y todo para sumar a Felipe VI a los ataques: "España debe dejar de vender armas a Arabia Saudí y el Rey debe solicitar a sus íntimos amigos que permitan una investigación a fondo sobre el asesinato de Khashoggi. Las instituciones de nuestro país no pueden ser amigas de presuntos asesinos de periodistas".

 

El cerco a la Corona preocupa en Zarzuela y ocupa en La Moncloa, que mantiene una doble actitud: de un lado se alinea formalmente con la Casa Real, aunque tarde y con poca intensidad; y de otro tolera los desprecios constantes que vienen de la Generalitat o de Podemos. "Queremos hacer lo que la República en 1931", clamó Monedero en su Universidad de Otoño, resumiendo una línea de actuación ya quizá irreversible y de consecuencias imprevisibles.

Comenta esta noticia
Update CMP