17 de noviembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las cámaras pillan a la Reina Letizia en un polémico gesto con su guardaespaldas

El último acto oficial de los Reyes ha traído polémica. Se trataba de un viaje a Sevilla para liderar el VI centenario de la expedición de la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano.

Aunque trabajó durante años y años como periodista parece que la Reina Letizia no termina de acostumbrarse a estar rodeada de cámaras a cada paso que da. O precisamente por eso es que está tan acostumbrada que a veces se olvida de que están ahí, para grabar todo lo que hace o dice. Lo más agradable y lo más polémico también.

Y esto es lo que le volvió a suceder este jueves. Después de su comentadísimo rifirrafe con su suegra, la Reina Sofía, a las puertas de la Catedral del Palma, las cámaras han vuelto a pillar a Doña Letizia en un espontáneo renuncio que está siendo de lo más compartido en redes y medios.

Y es que Don Felipe y su esposa viajaron a Sevilla para acudir a la inauguración de la exposición El viaje más largo y aunque el día transcurría con normalidad, y los Reyes eran recibidos por el público entre vítores y aplausos, de pronto se produjo la anécdota. 

Mientras estaban saludando a la gente que acudió a recibirles, Doña Letizia se tropezó con un escalón. Algo de lo que supuestamente tuvo la culpa su escolta, al que la Reina hizo notar su descuido mientras las cámaras la grababan.

Comenta esta noticia
Update CMP