26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los test rápidos del Gobierno no dan una: solo han detectado 11.000 positivos

El ministro de Sanidad este martes en la sesión de control al Gobierno en el Senado.

El ministro de Sanidad este martes en la sesión de control al Gobierno en el Senado.

El Gobierno pretendía realizar cinco millones de pruebas de anticuerpos a los españoles para detectar a los contagiados y aislar a los asintomáticos. Su plan ha fallado estrepitosamente.

 

Más de cinco semanas después de proclamar el estado de alarma y de anunciar cinco millones de test rápidos, el Gobierno sólo ha detectado 9.636 casos de coronavirus por esta vía. También amagó con el masivo análisis y confinamiento de los asintomáticos mediante test rápidos: solo ha diagnosticado 1.424 en toda España.

Esto demuestra el fracaso o la mentira de esta vía de diagnóstico promovida por el Gobierno para focalizar con urgencia la expansión del virus, sea por la insuficiente calidad de los test o por su minúscula aplicación.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguró el pasado 5 de marzo que llegaba "la primera partida de test rápidos", un millón, para poder incrementar la capacidad de diagnóstico y confirmar o descartar la presencia del Covid-19 en la población. El objetivo era hacer el máximo número de test posible a las personas que tuvieran síntomas. Y es que, dijo, aunque "se están realizando de 15.000 a 20.000 test diarios, es necesario aumentar esta capacidad".

El pasado 11 de abril, el Ejecutivo anunció que estaba “distribuyendo entre las comunidades autónomas 979.200 test rápidos de detección de anticuerpos, que se unen a la partida de más de un millón que ya se distribuyó hace unos días. La entrega del resto de los cinco millones de unidades adquiridas por el Ministerio de Sanidad se hará en los próximos días”. Así que Sanidad debería tener ya distribuidos cinco millones de test rápidos.

Hay dos posibilidades. O nunca se han distribuido cinco millones de test o son tan malos que solo han sido capaces de detectar 11.160 casos de coronavirus, sumados enfermos y asintomáticos. Algo no cuadra. No hay razón ni porcentaje que explique que con cinco millones de test rápidos, o un millón, sólo resulten infectados 11.160 españoles. Los test rápidos del Gobierno sólo identifican al día 248 casos cuando se registran aún 4.000 casos diarios.

En tres días, los nuevos infectados superan el total de positivos fichados por test rápidos desde que los anunció Illa hace 48 días. Que los test rápidos son un fiasco lo prueba su comparación con los PCR tradicionales: estos detectan el virus en 194.526 de los 204.178 casos confirmados, 95%. Por tanto, la gran arma del Gobierno para localizar urgentemente infectados ha fallado. Los test rápidos sólo detectaron el 4,7% de los enfermos.

Test rápidos en Benidorm. 

 

Pero tampoco han servidos los test rápidos de Sanidad para detectar asintomáticos. Era otra gran vía de ataque a la pandemia que vendió el Gobierno días atrás. Las estadísticas muestran su quiebra: sólo han detectado a 1.424 españoles con coronavirus asintomáticos. El pasado 5 de abril el presidente del Gobierno pedía a los presidentes autonómicos que prepararan instalaciones para alojar miles de asintomáticos que iban a aflorar tras la inminente llegada de un millón de test.

Pedro Sánchez les solicitó un listado de infraestructuras públicas o privadas aptas para acoger a pacientes asintomáticos. Ese mismo día, algunas comunidades ya tenían preparada su relación de polideportivos, hoteles o auditorios. Las comunidades tenían hasta el 10 de abril para facilitar el listado.

No han hecho falta ni polideportivos, ni hoteles ni auditorios. Los asintomáticos detectados con test rápidos caben en un taxi. No es exageración. En Ceuta, cuatro casos. Madrid epicentro del coronavirus español, registra cero asintomáticos. Y esto ocurre en la mayoría de las comunidades. Cero asintomáticos. ¿Falta de comunicación de datos a Sanidad o no existen datos porque no ha habido suficientes test rápidos pese a la propaganda gubernamental?

El Gobierno no tiene la foto de la expansión real del virus

Más parece problema de falta de datos por inexistencia o ineficacia de los test rápidos. Porque todas las comunidades sí comunican lo que tienen: enfermos confirmados por PCR y tests rápidos. Todo apunta a que los test rápidos no se realizan masivamente a la población, sino solo a aquellos que son harto sospechosos de estar enfermos. Sea como sea, el Gobierno no tiene la foto de la expansión real del virus. Mal puede confinar a los asintomáticos.

Curiosamente, tras conocer los escasos datos de los test rápidos, lo que ha hecho el Gobierno ha sido separar de las cifras de nuevos casos de coronavirus a los asintomáticos. El Ejecutivo no ve relevante sumar “personas con anticuerpos positivos sin síntomas en el momento de realización de la prueba en la que no se puede establecer un momento de contagio ni si han padecido o no la enfermedad”. Gracias a esta resta, la tasa diaria de nuevos contagios conocidos aparentemente baja. ¿Sirve de algo tal hurto de datos, propaganda aparte? Porque la cifra final de positivos acumulados sí los incluye.

El Gobierno admite que sus test rápidos actuales, los buenos y no los fallidos test chinos, solo tienen una eficacia del 64%. Miden anticuerpos. Y solo comienzan a producirse a partir del sexto día del inicio de síntomas. Pero ese margen de error no puede explicar que los test rápidos solo hayan cazado 11.000 positivos en toda España.

El fiasco del Gobierno es tan espectacular que empresas vendedoras de test rápidos lo usan como reclamo publicitario, como en este anuncio de Safecare:

Comenta esta noticia