Erase una vez que Pedro quería ser Felipe y Pablo el emérito Juan Carlos (II)

Llevados por la envidia que a ambos les corroía, idearon un astuto plan que no era otro que primero mandar al exilio al rey padre.

..Porque, recuerde, Majestad, como ya explicabamos en el capítulo primero de esta serie en este magnífico medio de comunicación, libre y veraz, sus ministros, Pedro y Pablo, o Pablo y Pedro, que tanto monta que monta tanto, llevados por  unas ansias infinitas y eternas de poder, han urdido un artero plan para suplir su viejuna monarquía borbónica por otra dinastía más acorde a su parecer con los nuevos tiempos. O con esta odiosa vueva normalidad.

 

Porque estos chambelanes hasta hace bien poco suyos, una vez han tocado poder se han arrebatado y ya no piensan soltarlo, con Covid o sin él; que Maese Pedro después de agarrotar a M punto Rajoy con la excusa de la corrupción, llegó con la promesa incumplida de convocar elecciones en un mes y, penosa y lisergicamente, como un contorsionista yonkie, se aferra desesperadamente al poder tras el magno robo de los ERES y en comandita con los que quieren acabar incluso con su presidencia -y de paso querer finiquitar el país que preside-

Por no hablar de la peor gestión de la pandemia según no yo, claro, sino los sabios de Cambridge. Y estamos hablando de los últimos por la cola de más de 30 repúblicas o reinos, de los más importantes o de la OCDE...En efecto, don Felipe, con estos vuelve la Leyenda Negra...que ahora al fin, ya no es leyenda, si no la puta realidad. Con perdón...

Y del otro caballero sólo recordarle, Majestad, lo que todos sabemos, que ha sido consejero y ensalzador y mantenido de las dictaduras de Evo, Chávez, Maduro, Irán... Lugares donde, por cierto, incluso en sus constituciones ha desaparecido la limitación de ocho años de mandato para los presidentes de esas, dicen... que Repúblicas. Y donde también de paso desapareció el papel de water. Y el agua corriente. Y las medicinas. Y los homosexuales. Y hasta un mal día, el petróleo... Pues como bien decía Churchill: pon a un comunista al frente del Desierto del Sahara y en un año habrá desaparecido la arena...

Continuará...no os perdáis el capítulo tercero...!

Jaime Navarro es abogado especialista en estafas bancarias, @jaimenavarroabo

Comenta esta noticia